EXPOSICIONES

LABoral Centro de Arte inaugura Vida Futura, una exposición que aborda la fragilidad de la vida en el mundo global

“Vida Futura” presenta seis piezas de artistas nacionales e internacionales que analizan las conexiones ocultas entre los sistemas biológicos, sociales, tecnológicos y culturales. Las obras alerta, de distinta manera, sobre las crecientes alteraciones de su frágil equilibrio. Estas propuestas apuntan a que la actual pandemia sólo puede ser consecuencia, y no causa, de lo que está aconteciendo. Se podrá visitar del 3 de septiembre al 12 de diciembre de 2020.

Las obras de esta exposición son fruto de la convocatoria EMARE (European Media Artist Residence Exchange), de la plataforma europea EMAP (European Media Art Platform), dirigida a artistas europeos que trabajen con nuevas tecnologías. El programa tiene como objetivo fomentar la colaboración entre artistas e instituciones que utilicen estos medios.

La exposición Vida Futura, comisariada por Karin Ohlenschläger, forma parte del programa Los Jardines de Kepler, del festival internacional Ars Electronica, que se celebra este año del 9 al 13 de septiembre no sólo en Linz. Este Festival “reta” al Covid con una edición especial, expandida a nivel global, que conecta a 120 partners con sedes en los cinco continentes. En cada uno de estos 120 espacios tendrán lugar eventos de distinta índole relacionados con los hilos conductores de la presente edición del festival: autonomía-democracia, ecología-tecnología, humanidad, incertidumbre… El programa de las 120 sedes estará ocurriendo simultáneamente de forma presencial y online, siendo LABoral Centro de Arte en Gijón/Asturias uno de los centros de esta celebración global de nuevo formato.

“Imaginar vida futura en el tiempo presente parece un ejercicio harto difícil. Especialmente ahora, cuando la realidad ha superado toda ficción, cuesta visionar un devenir que no sea distópico. La alteración de cuerpos, identidades y de todo tipo de sistemas sociales, económicos y medio ambientales, caracteriza un presente, en el que todo está conectado a todo lo demás. Esta red de relaciones y dependencias cada vez más sensibles y vulnerables nos obliga a vivir en un momento de constantes cambios e incertidumbres”, señala la comisaria.

A partir de la teoría de sistemas, aplicada a los ámbitos biológico, social, tecnológico y cultural, y conectados entre sí, los seis proyectos de la exposición Vida Futura plantean diferentes relaciones a distintas escalas y contextos.

El primer grupo de artistas pone la atención en las realidades microscópicas de la existencia. El colectivo Quimera Rosa trabaja con sangre y clorofila para investigar las conexiones entre la vida humana y la vegetal. Marco Barotti utiliza cultivos microbianos, almejas robóticas y sensores para hacer audible la contaminación de los océanos. Y Robertina Šebjanič y Gjino Šutič emplean imágenes científicas para acercarnos a los vertidos químicos que alteran las aguas dulces y subterráneas.

El segundo grupo trabaja a escala macro. Stefan Laxness utiliza distintos dispositivos digitales para explorar el modelo de los montes vecinales del Norte de España, analizando la viabilidad de la restauración medioambiental del territorio para impulsar un desarrollo más sostenible. Este trabajo se ha producido en LABoral a lo largo de los meses de julio y agosto y se mostrará, por primera vez, en la exposición.

Anna Ridler aplica algoritmos de inteligencia artificial para mostrar las fluctuaciones del mercado financiero global, a través de algo aparentemente tan natural como un tulipán.

Por último, el colectivo Disnovation.org nos acerca a los nuevos iconos, prácticas y dispositivos virtuales que caracterizan los ecosistemas, cada vez más polarizados y radicalizados, de las redes sociales y culturales on-line.

Las obras de esta exposición son fruto de la convocatoria EMARE (European Media Artist in Residence Exchange), de la plataforma europea EMAP (European Media Art Platform), dirigida a artistas europeos que trabajen con nuevas tecnologías. El programa tiene como objetivo fomentar la colaboración entre artistas e instituciones que utilicen estos medios.

Liderada por Werkleitz Gesellschaft (Halle), la plataforma está formada por las siguientes instituciones:

WRO Center for Media Art Foundation (Wrocław); RIXC (Riga); M-cult (Helsinki); Kontejner (Zagreb); Ars Electronica Center (Linz); Onassis Cultural Centre (OCC) (Atenas); FACT (Liverpool); Impakt (Utrecht); Bandits-Mages (Bourges), además de LABoral Centro de Arte.

EMAP está financiado por el programa Europa Creativa y proporciona a los artistas una beca de 3.000 € de honorarios, 4.000 € de producción y 500 € de bolsa de viaje para desarrollar su proyecto durante un periodo de dos meses.

Comisaria: Karin Ohlenschläger

Artistas: Marco Barotti, Disnovation.org, Stefan Laxness, Quimera Rosa, Anna Ridler, Robertina Sebjanic & Gjino Sutic

Diseño gráfico: Marco Recuero



Obras:

Marco Barotti
Clams, 2019
Sonificación, movimiento cinético, moldeado al vacío, plástico reciclado, paisaje sonoro en evolución, sensor de calidad de agua, streaming de datos (API)

En la naturaleza, las almejas son detectores de sustancias contaminantes y funcionan como diminutos sistemas de filtración. Marco Barotti se inspiró en ese fenómeno natural para crear Clams: una instalación cinética de sonido cuyo funcionamiento depende de la calidad del agua. Un sensor emite los datos recogidos en aguas asturianas y los convierte en una señal de audio; a su vez, esta señal genera un paisaje sonoro vivo en evolución que desencadena los movimientos de apertura y cierre de las esculturas de almejas. En esta pieza, sonido y movimiento se unen para crear una experiencia que permite al espectador percibir visual y auditivamente la calidad del agua. Las esculturas Clams están elaboradas con residuos plásticos industriales reciclados. La obra se propone concienciar sobre la contaminación de las aguas por la presencia de plásticos.

https://www.marcobarotti.com/

Disnovation.org
Online Culture Wars, 2018-2019
En colaboración con Baruch Gotlieb
Prototipo. Póster A0, vinilo

El mapa Online Culture Wars superpone centenares de memes politizados en una composición que incluye a figuras influyentes y símbolos políticos. Concebida para generar debate, la pieza intenta visualizar y contextualizar las guerras culturales online abiertas y algunos de los actores, agentes y referentes políticos más determinantes.

De Twitter a Facebook, Instagram, Reddit o Gab a 4chan, una de las derivadas de las guerras culturales online es la hiperpolitización de temas, productos, prácticas y elementos culturales aparentemente prosaicos. En los últimos años las culturas online se han visto sometidas a una polarización, politización y radicalización crecientes por la influencia de un gran número de actores, y magnificadas por las características propias de las omnipresentes redes sociales. Esta cartografía ofrece una representación de fricciones ideológicas y políticas online, integradas en el sistema visual de un meme de The Political Compass (brújula política), un modelo que se emplea para clasificar u organizar las ideologías políticas en varias dimensiones.

https://disnovation.org/

Disnovation.org
The Persuadables, 2019
Vídeo, HD, 20’

Las ubicuas redes sociales han dado lugar a nuevos tipos de prácticas, formas de expresión y medios con los que organizar colectivamente la protesta y el disenso. En este contexto, la manipulación de la opinión pública en las redes sociales surge como una seria amenaza a la vida pública.
Este vídeo pone el foco en la instrumentalización política de las herramientas, técnicas e infraestructuras de la web, incidiendo en el ecosistema de influencia de las redes sociales y en la manipulación de la opinión online. Al hacerlo, expone algunas prácticas usadas ampliamente como medios de propaganda online y algunas de las respuestas creativas que han desencadenado en la sociedad civil.

https://disnovation.org/

Stefan Laxness
Aprendiendo de los comunes: clave hacia un futuro reasilvestrado, 2020

Stefan Laxness es un investigador de los espacios, preocupado por nuestra responsabilidad colectiva en la transición de economías que, como la nuestra, dependen de los combustibles fósiles. En su última producción ha investigado el impacto que la restauración medioambiental a gran escala podría tener en la forma en que habitamos y ocupamos nuestros territorios.

En ausencia de un proyecto espacial participativo de amplio alcance para debatir la restauración medioambiental, Laxness centra su atención en el “bosque comunitario” o montes vecinales en mano común de Galicia. Los montes vecinales se sitúan en parroquias pequeñas y tradicionalmente autónomas, que en los últimos años han recurrido a la decisión colectiva para restaurar la diversidad de sus bosques. En colaboración con Fundación RIA y el Laboratorio Ecosocial do Barbanza, Stefan Laxness desplegó una serie de técnicas sensoras medioambientales de código abierto para registrar procesos de abandono de tierras y despoblación, implicarse en ellos y reflexionar sobre las consecuencias de un proyecto colectivo de restauración medioambiental.

En ese aprender de los montes vecinales, Stefan Laxness propone que una red de comunes territoriales se convierta en un marco clave con el que abordar unos procesos en marcha, afectados por el estrés climático, que amenazan con intensificar el declive social y ecológico de grandes áreas de España y del territorio europeo.

Esta obra ha sido producida a través de una residencia en LABoral Centro de Arte.

https://www.stefanlaxness.com/

Quimera Rosa
Trans*Plant: May the Chlorophyll be with/in you, 2016 – en proceso.
Instalación de técnica mixta

Trans*Plant: May the Chlorophyll be with/in you presenta los resultados del proyecto Trans*Plant y combina investigación médica, performance y ficción especulativa.
Trans*Plant es un proyecto transdisciplinar iniciado en 2016, que utiliza sistemas vivos y se basa en la autoexperimentación. Se trata de un proceso que entraña una transición «humano > planta» en varios formatos.
Esta pieza low-tech entremezcla restos del pasado y del futuro para producir cambios de subjetividad y deconstruir diferentes tipos de narrativas que presentan el cuerpo como una unidad.

El proyecto yuxtapone diversas disciplinas: artes, filosofía, biología, ecología, física, botánica, medicina, enfermería, farmacología y electrónica. Trans*Plant entra de lleno en los actuales debates en torno al Antropoceno, pero desde una perspectiva que no descansa sobre la «excepcionalidad humana y el individualismo metodológico» (D. Haraway).

https://quimerarosa.net/

Anna Ridler
Mosaic Virus, 2018 – 2019
Instalación de 3 pantallas

Esta obra de vídeo traza paralelismos históricos entre la «tulipomanía» o crisis de los tulipanes, que arrasó los Países Bajos y Europa en la década de 1630 y la especulación desatada en nuestros días en torno a las criptomonedas. La pieza, generada por inteligencia artificial (IA), muestra el florecimiento de un tulipán, una versión de un bodegón holandés traído al siglo XXI.

En el siglo XVII, el llamado virus del mosaico fue el causante de unas vetas de colores en los pétalos de los tulipanes que convirtieron la flor en un objeto de lujo y estatus económico, desencadenando, finalmente, una escalada especulativa de su precio y la crisis de la economía holandesa. En esta obra, el valor del bitcoin es lo que determina las rayas del tulipán, que cambian con el paso del tiempo, reflejando las fluctuaciones del mercado.

http://annaridler.com/

Robertina Šebjanič & Gjino Šutić
aqua_forensic, 2018

Instalación audiovisual

aqua_forensic ilumina los «monstruos» invisibles presentes en las aguas, residuos de contaminantes químicos (farmacéuticos) que provienen del consumo humano.
En esa suerte de «caza del fantasma», el proyecto involucra arte, ciencia y ciencia ciudadana. Abre un debate sobre nuestra solidaridad y empatía con las aguas más allá de la percepción humana.
La gran complejidad de este ecosistema líquido, que cubre más del 70% del planeta y produce más del 80% del oxígeno atmosférico, es todavía misteriosa. La contaminación cambia los océanos por completo – influenciando la vida y el comportamiento de todo este ecosistema interconectado. La presencia antropogénica se encuentra en cada parte de los hábitats acuáticos. Es el resultado de nuestro sistema sociotecnológico global y su interés (geo) político y económico en las aguas del mundo -desde aguas poco profundas en las líneas costeras hasta los puntos más profundos de los océanos.
Los resultados principales de este proyecto son experimentos in vitro de microorganismos que mueren en una solución farmacéutica 20.000 veces más débil que la dosis humana media. La obra muestra el tipo de impacto que tenemos en los hábitats acuáticos y su vida (desde el nivel micro al nivel macro).
aqua_forensic propone explorar la relación entre los mares microbianos y los humanos, que están aguaformando los hábitats acuáticos de todo el planeta.

La pregunta es: ¿Cómo sienten los océanos nuestro impacto?

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter