ENTREVISTAS

Entrevista a Rubén Torras

Rubén Torras es un artista que concibe la pintura como un viaje a lo desconocido y que disfruta alterando la realidad que le inquieta. En esta entrevista para The Biombo exploramos el mundo tecnológico que cambiará nuestro modo de representar, presentar y ver el Arte.

1.- ¿Cuándo surge tu pasión por el Arte?

No lo sé, creo que es algo que me ha acompañado desde siempre. He crecido en una casa repleta de pinturas en las paredes, y muchas de ellas realizadas por mi padre. Supongo que he heredado la vocación de mi padre y me he empapado un poco del buen gusto de mi madre.

2.- ¿Cómo es el proceso creativo de las obras que componen la colección “Modular”?

La serie Modulares no deja de ser una continuación de los trabajos anteriores. Trabajo por series, porque es una forma de organizarme las ideas. Cuando llevas un tiempo trabajando en una de ellas e intuyes que empieza a distorsionarse el hilo conductor inicial, es señal de que está apareciendo otra serie nueva. En el caso de Modulares, tuve la curiosidad de empezar con formatos poligonales. Me interesaba la idea de ver mis composiciones fuera del cuadro. Es decir, extraerlas de un formato tradicional que las enmarcara y dejarlas que gravitaran en el espacio. Este ejercicio me ha acercado un poco al hacer escultórico y ver las pinturas como objetos.

“Modular XII” Mixta sobre madera. 50×49,5 cm.. 2019

3.- Descubrí tu obra “Cinemàtiques” en la exposición celebrada en la Galería de Palma de Mallorca Pep Llabrés. ¿Por qué concibes la pintura como un viaje?

Supongo que siempre queda esa idea romántica de “encontrar” mundos nuevos sin explorar. Esto se puede intuir un poco más en la narrativa de mis composiciones fotográficas, donde muchas veces aparecen fragmentos y personajes extraídos de fotografías de archivo de las primeras expediciones polares. Pero la realidad es algo distinta. Durante el proceso no hay una clara intención de descubrir algo nuevo, sino modificar realidades ya construidas. A modo de postproducción, me sirvo de elementos prediseñados y fotografías para ensamblarlos con la pintura con la intención de darles otras lecturas. Me resulta interesante el resultado plástico que se produce con el hecho de asociar elementos dispares. Cada pieza es un pequeño Frankenstein. Volviendo a la pregunta, sí, me gustan los cambios de formato, probar nuevas técnicas, materiales y soportes, arriesgando un poco en cada serie. En cierto grado, no deja de ser un viaje a lo desconocido.

“Cinemática II” Impresión Giclée sobre papel. 45,5X65cm. 2019.

4.- En “Cinemátiques” expresas que la verdad es una producción estudiada y que las barreras entre realidad y ficción son apenas imperceptibles; que nuestra sociedad está hipermediatizada y regida por la tecnología, el mundo digital, la velocidad y la inmediatez. ¿En qué te basas para pensar que la verdad es un producto estudiado?

Habría que matizar bastante, pero creo que en muchos aspectos sí. Nos encontramos en un momento en que vivimos y nos relacionamos entre realidades paralelas, la real y la virtual. Éstas, cada vez están más fusionadas, donde las costuras serán cada vez más imperceptibles. Con esto quiero decir que vivimos rodeados de elementos y realidades pensadas y prediseñadas que directa o indirectamente condiciona nuestra manera de percibir un entorno cada vez más confuso.

5.- Tu trabajo artístico se refiere a múltiples realidades. ¿Por qué sientes especial interés por el cuerpo, la urbanización, el turismo, la tecnología o la velocidad?

Como la mayoría de artistas, me considero muy observador y sobre todo focalizando la mirada en el contexto en el que me ha tocado vivir. Me nutro de estos hechos y de muchos otros que considero relevantes respecto a cómo afectan a la sociedad en relación con este entorno tan cambiante. Al tratar algunos de estos temas, de algún modo me sirve para comprenderlos mejor; aunque sea distorsionándolos. A la hora de trabajar, me interesan los espacios naturales vacíos que no hayan sido intervenidos, para poder reorganizar todos estos temas a mi manera.

6.- Dices que te inquieta el impacto que tienen las nuevas realidades forjadas por la inteligencia artificial, y en general, la Revolución Industrial 4.0 en nuestra identidad cultural. ¿De qué manera crees que la está modulando?

Creo que todo lo desconocido y que está por llegar siempre inquieta. Pero, no tiene por que ser en un sentido negativo. Respecto a la creación arística, están apareciendo nuevas herramientas, formatos y canales que indudablemente cambiarán los modos de representar, presentar y ver. Muchos artistas, hoy día, trabajan de la mano con científicos de la biotecnología y de muchas otras especialidades. Creo que estas colaboraciones entre artistas y profesionales de otros campos va a ser cada vez mayor. Yo diría que no falta mucho para tener un holograma de Leonardo de Vinci en el estudio para que nos dé tutoriales sobre la técnica del “sfumato” (entre risas). Lo que inquieta realmente, y que está por ver también, es cómo se adapta el sistema del Arte en general, ya que parece ser que a la comunidad artística se nos presenta un futuro inmediato un poco más incierto del que ya teníamos. Ahora nos tocará ser más creativos que nunca en este sentido y quizás también explotar un poco mas las posibilidades que nos dan las nuevas herramientas tecnológicas.

“Modular XV” Mixta sobre madera 50×49,5 cm.. 2019

7.- En “Archeologies” tratas la paradoja del espíritu humano, que busca por un lado adentrarse en lo desconocido, y que una vez lo conoce, pierde ese afán explorador que caracterizaba su búsqueda inicial. ¿En un mundo tan cartografiado, crees que aún existen lugares vírgenes en los que poder encontrarse completamente solo y aislado del mundo?

Es una interpretación muy válida e interesante la que describes. En la serie “Archeologies” hay la intención de representar un reencuentro con materiales tecnológicos obsoletos de otras décadas: Cintas de VHS, Cassetes, Walkmans, Polaroids… Y todo tipo de aparatos muy icónicos de la era de los 80’s y principios de los 90’s. Todo un seguido de artilugios que a la vista de un adolescente de hoy día pueden parecer chismes de otro planeta. En definitiva se trata de una visión personal e irónica sobre el consumismo y la llamada “obsolescencia programada”. Por otro lado, me gusta la lógica de producir imágenes a partir de muchas otras. En esta serie se entremezclan imágenes de archivo de épocas pasadas con imágenes de productos de consumo. Me interesa generar ficciones atemporales a partir de distintas realidades. Me gusta pensar que sigue habiendo lugares por explorar en este mundo, aunque preferiría encontrarlos en buena compañía. Quizás el Arte sea el medio para encontrarlos.

“Recogida de muestras III” serie Archeologies Impresión Giclée sobre papel 54×67,5 cm. 2015.

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

La verdad es que no me sobra el tiempo. Aprovecho para editar nuevas imágenes digitales, realizar bocetos para futuras pinturas, releer algunos libros y, entre videollamadas, ver algunas películas que tenía pendiente. A veces me apetece salir a la calle con la herramienta de Google Street View, ¡totalmente recomendable!

9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando?

He tenido dos exposiciones individuales hace cosa de pocos meses. Así que ahora toca poner un poco de freno, análisis y reorganizar ideas. ¡Seguro que de este confinamiento saldrá algo bueno!

“Confinados” Impresión digital sobre papel. 2020

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Te deseo muchos éxitos en tu carrera como artista.

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter