ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Raquel Mora

Raquel Mora es una artista que reflexiona en su obra sobre los procesos fisiológicos del ser humano. En su entrevista para The Biombo habla de la piel como paisaje bullicioso y de la pugna del ser humano entre lo que es y lo que quiere proyectar.

1.- ¿Qué lugar ocupa el Arte en tu vida?

De mi familia aprendí que el conocimiento y disfrute de la naturaleza es esencial para el desarrollo de un niño saludable y creativo, y la figura de Goya como el primer pintor que conocí además de mi abuelo. Estas dos enseñanzas me han desarrollado como adulto; de hecho estudié Bellas Artes y Ciencias Biológicas, ámbitos académicos que se entrecruzan a lo largo de mi vida.

Soy por tanto una artista temática, trabajo en base a una preocupación que nos concierne a todos. No me atrae la obra de artistas que vuelcan sus frustraciones personales en el arte.

Además, considero que el momento de recogimiento en el estudio es muy prolífico y necesario. Esta necesidad no sé de donde, parte pero sin ese trabajo diario, pierdo la perspectiva.

2.- En tu obra “Inside Out” das protagonismo a los procesos fisiológicos del ser humano, aquellos que consiguen hacernos funcionar. ¿De qué forma intervienen en nuestra salud mental estas formas de vida microscópicas que habitan en nuestro interior?

Hace ya tiempo que sabemos cómo actúan las colonias de bacterias (nuestra microbiota) en algunos transtornos como la ansiedad o la depresión, habiendo relación directa entre la carencia o el desajuste de unas y la aparición de los otros. Una flora intestinal desajustada puede producir este tipo de problemas que antes asociábamos a la herencia genética.

3.- Muchas veces olvidamos que muchos científicos son también artistas, y que las imágenes de los tejidos orgánicos son de gran importancia para sustentar la investigación, la innovación y el desarrollo, como hemos podido comprobar en el relato sobre Pío del Río Hortega en The Biombo, que vincula el arte a la ciencia. ¿Por qué piensas que vivimos cada vez más desconectados de lo que somos realmente?

Esta fragilidad me atrae porque veo una lucha en el ser humano entre lo que es y lo que quiere proyectar. Nos avergüenza saber que somos vulnerables y dependientes porque esto nos posiciona lejos de donde creemos estar. Nos equipara biológicamente al resto de los animales y tenemos una estima de especie muy alta. Que nuestras necesidades fisiológicas sean como las de nuestros gatos produce sonrojo a quienes buscan algo más, tanto en el terreno religioso como en el cultural. Creo que la maravilla de nuestra existencia y desarrollo, la cantidad de circunstancias que han tenido que darse para que estemos aquí, son ya suficientemente interesantes y complejas sin necesidad de justificarlas con retahílas espirituales o culturales, que nos reconfortan, pero que en el fondo dan una visión sesgada.

4.- Ahora que se ha creado tanta alarma social y que apreciamos en persona las devastadoras consecuencias de la propagación de un virus, cobran gran importancia obras como Metrópolis bacterianas o Archipiélago Bosco. ¿Significa esto que tenemos que empezar a conocer más el comportamiento de las bacterias y de los recursos naturales para poder conocer mejor nuestra acción sobre el medio y nuestra dependencia de otros seres para subsistir?

Los ecólogos nos dicen que la descompensación que produce el ser humano en el comportamiento del resto de las especies puede estar relacionado directamente con los efectos devastadores en los ecosistemas, ya que alteramos la relación natural de depredación. Esto nos puede conducir, como es el caso, a que ciertos animales que en otra situación no serían tan numerosos, ahora lo son, y además son susceptibles de transmitir enfermedades que en otro escenario no se darían. Por otro lado, los estudios que se han hecho sobre la flexibilidad genética de las bacterias nos enseñan mucho sobre su capacidad de adaptación al medio, que nosotros no tenemos.

5.- En «Paisajes sigilosos» asemejas la piel a un paisaje microscópico. ¿Qué formas de organización aprecias en este terreno que hay que mantener siempre hidratado y descontaminado?

Mi piel como incertidumbre

Nuestra piel contiene millones de seres vivos (un total de unos dos kilos de bacterias en todo el cuerpo), que tienen una relación de simbiosis con ella, y de nuevo, si ésta se descompensa, aparecen las enfermedades.

Por eso cuando miro de cerca a la piel veo paisajes bulliciosos, veo El Bosco y sus construcciones metafóricas, veo a Patinir y sus horizontes metafísicos, veo a Rusiñol con el fulgor del color y a Corot con la sutileza, veo a Hopper o a Van Gogh en sus texturas, en fin, veo pintura.

6.- ¿Qué reflejas en la serie Burgess Shale futuribilis?

La serie Burgess Shale futuribilis es un juego basado en el libro “La vida maravillosa” de Stephen Jay Gould. En el libro, que es una belleza, se describen los descubrimientos que se hicieron en este yacimiento de Canadá y cómo luego una gran parte de esos animales no se desarrolló en modelos actuales ¿qué ocurrió? ¿no seremos un cúmulo de casualidades y buena suerte, más que el final de la ley del más fuerte o inteligente?

Pues bien, en esta serie fabulo sobre cómo habrían sido estos seres si se hubieran desarrollado y cómo serían sus ecosistemas. Juego con colores y formas nunca vistos para relatar un mundo de posibilidades cromáticas y orgánicas.

7.- ¿Qué experimentación haces en Montañas de levedad?

Montañas de levedad es una paradoja. En principio, las montañas son estáticas, ¿no? ¿Las montañas son muy pesadas, verdad? ¿Qué pasaría si les diera movimiento y levedad? Pues que proyectarían una gran sombra a lo largo de su trayectoria. ¿Te gustaría que te sobrevolara una montaña como si fuera una nube?

Estas afirmaciones tan sencillas impiden que las veamos como lo que son, movimiento y movimiento brusco, en forma de volcanes o de roce de placas pero movimiento y fuerza.

Todo esto para contarte que parte de la base de mi trabajo son el humor y la ironía. Creo que estos dos elementos profundizan en la mirada del espectador mucho más adentro que el drama o el horror, porque permanecen ahí, ocultos y luego salen cuando los necesitas, mientras que el drama es tan intenso que necesitamos librarnos de él cuanto antes.

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Estoy modelando, dibujando y leyendo. Al principio me costó asimilar el parón y no conseguía concentrarme en nada, pero hace ya semanas que he retomado mis lecturas y mi trabajo en el estudio con normalidad y con más tiempo que antes. Me adapto fácilmente a las situaciones nuevas, me estimulan, de hecho.

9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando?

En Mayo tenía una exposición en el CEART que han aplazado; se llamaba Germinaciones y trataba sobre los procesos fértiles. Uno de estos procesos era Burgess Shale futuribilis y el otro De qué se alimentan las semillas;  ahora estoy profundizando en el mundo de las semillas y su fertilidad, comparándolo también con la actividad del artista y sus exigencias, dándole una vuelta a los transgénicos y la soberanía alimentaria y sobre todo pensando en dibujo, arcilla, pintura

De qué se alimentan las semillas

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Te deseo muchos éxitos en tu carrera como artista.

www.raquelmora.com

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter