ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Marilyne Bissonnette

Marilyne Bissonnette es una escultora canadiense que siente particular interés por el comportamiento del ser humano cuando entra en contacto con el grupo. A través del influjo de la sociedad, recibimos y transmitimos un bagaje cultural que pasa de generación en generación y que orienta nuestras vidas. A través de su obra escultórica nos hace poner en cuestión el sistema de creencias en el que se integra nuestra individualidad y nos propone encontrar una forma de expresión que nos haga sentir únicos.

De gauche, de droite, 2019, acrylique, plâtre et bois, 48’’ par 30 ‘’ par 3,5’’

1.- ¿Cómo es ser artista en Montreal?

Montreal está llena de festivales, de eventos y de iniciativas artísticas, que permiten a los artistas explorar muchos aspectos de su trabajo. Además, hay una bonita comunidad artística y es una ciudad creativa y abierta.

2.- Conocí tu trabajo a través de la Galería AVE, que está dedicada a la presentación y promoción de artes visuales emergentes. ¿Qué piensas del trabajo de esta galería?

Pienso que el Director de la Galería AVE, André Masson, es un entusiasta del arte que quiere ofrecer la posibilidad de exponer a jóvenes artistas en un lugar profesional con todo el apoyo necesario, y expresar en él sus inquietudes. Este tipo de galería es poco común y necesitamos más. Esta experiencia fue muy provechosa para mí y el apoyo que me proporcionó me ayudó a impulsar mi audacia artística más lejos.

Vue d’ensemble de l’exposition Ralliement, présenté à la maison de la culture de Rosemont-la Petite-Patrie du 1 novembre au 17 décembre 2019

3.- Cuéntanos tu misión como artista guía en Les Impatients. ¿Cómo es posible ayudar a gente con problemas de salud mental a través de la expresión artística?

Mi trabajo como artista-guía en Les Impatients consiste en impartir talleres a gente con trastorno bipolar, esquizofrenia, depresión, ansiedad y muchas otras enfermedades mentales.

Estos talleres tienen lugar en espacios magníficos, como el Museo de Arte Joliette o el Centro de Arte Diane-Dufresne, que son sitios especialmente acogedores. En estos talleres, ofrezco a la gente con esos trastornos la oportunidad de expresarse sin ser juzgados, de explorar diferentes temas en historia del arte o arte contemporáneo.

Desarrollan sus mundos artísticos como lo harían artistas profesionales en su estudio. Les permite salir de su aislamiento, sentirse valorados y encontrar otras vías de expresarse. Me encanta este trabajo porque está lleno de humanidad, de compasión y de cuidado. Creo sinceramente que la creatividad está dentro de cada uno y que el arte puede cambiar vidas.

L’attache, 2019, plâtre, 6” par 5” par 4,5”

4.- ¿Qué persigues transmitir a través de tus esculturas?

Quiero que la gente se pregunte sobre las nociones de singularidad y pertenencia, que es lo que nos une a un grupo y a un sistema de creencias. También quiero hablar sobre lo innato y lo aprendido, sobre naturaleza y cultura, sobre disciplina y caos. Mis esculturas evocan la inclusión y la exclusión de aquellos que son víctimas o testigos. También evocan nuestras relaciones sociales, nuestras rutinas, nuestros rituales contemporáneos que nos permiten creer que todo está calculado o clasificado. Intento evocar el aspecto colectivo que nos vincula y que habla sobre las relaciones entre nosotros.

5.- Jaume Plensa es uno de los escultores españoles de importancia internacional. ¿Quiénes son tus escultores de referencia?

Como artista de Montreal, me gusta mucho Valérie Blass, que subraya y cuestiona el diálogo entre el cuerpo y los objetos. Además, también me gustan las obras de escultores conceptuales y minimalistas como Sol Lewitt, que coloca sus esculturas de manera muy racional, transmitiendo emociones muy fuertes.

6.- La manifestación de las personas es uno de los temas que más tratas en tus esculturas. ¿Por qué te suscita tanto interés?

Las multitudes siempre me han fascinado, aunque no me agrade particularmente formar parte de ellas. Encuentro que en una multitud, nuestro comportamiento se modula para adaptarse al de los demás, y de esta forma perdemos una parte de nuestra individualidad, en favor del sentimiento colectivo. Pienso que nuestra sociedad nunca nos permite estar solos. Paradójicamente, hay cada vez más de nosotros en las ciudades del planeta. Somos seres sociales, que vivimos en grupos y dependemos unos de otros para sobrevivir. Es parte de nuestra naturaleza desde el principio de los tiempos. Pienso que algunas veces tendemos a olvidar lo que nos une en favor de lo que nos separa.

Sa place, 2019, acrylique, plâtre et bois, 14’’ par 11’’ par 3’’

7.- ¿De qué manera piensas que el grupo afecta a nuestro comportamiento?

El grupo nos influye por su bagaje cultural, compuesto por nuestros ancestros, nuestras costumbres o rituales de nuestras diversas creencias. El grupo también nos afecta inmediatamente, con modas, nuevas tecnologías e innovaciones artísticas. El grupo también puede influirnos de forma más próxima, a través de nuestros amigos o compañeros de trabajo. Todas estas influencias se añaden o incluso transforman lo que somos. La manera en la que actuamos y entendemos el mundo está ampliamente ligada a lo que otros han hecho antes y lo que nos han transmitido. Por ejemplo, la lengua, o la forma de saludar. Nos parece normal, pero es el patrimonio del colectivo que nos precedió. Somos por tanto parte del mismo grupo, que está constantemente transformándose por los miembros que lo habitan.

Caucus, 2019, acrylique, plâtre et bois, 38” par 20” par 10”

8.- Con la globalización, las sociedades son cada vez más plurales, pero el comportamiento de la gente cada vez es más homogéneo. ¿Piensas que la diversidad cultural está en peligro?

Pienso que está en transformación. Creo que cada cultura evoluciona muy rápido y que con la apertura y la migración, se crean culturas híbridas. Pienso que el patrimonio que nos precede es muy vasto y que no puede ser olvidado o ignorado tan fácilmente. También creo que las culturas comunican, se aproximan y que tomamos conciencia de nuestras semejanzas, al mismo tiempo que nos centramos mucho en nuestras diferencias. Pienso que nuestra diversidad es una fortaleza, que nos puede hacer aprender mucho de los demás y que espero que se tome como un activo, y no como un problema en nuestras sociedades.

Catagenèse, 2019, acrylique, plâtre et bois, 38’’ par 38’’ par 3’’

9.- Utilizas varios animales en tus esculturas. ¿Quieres reflejar diferentes personalidades con ellos?

Sí, a menudo reflejan vínculos con características humanas, por su manera de posicionarse, su fragilidad, su fuerza, sus influencias entre ellos o las costumbres, rituales y rutinas que ocupan su día a día. Pienso que tenemos mucho en común con otras especies animales. Nuestros instintos no son tan distintos y podemos aprender mucho de nosotros mismos observándolos.

La cache, 2019, acrylique, plâtre et bois, 30” par 30” par 3”

10.- En España, el Museo Nacional de Escultura está en Valladolid. ¿Cuál es el Museo de Escultura más Importante de Canadá?

No sabría decirte, porque no los he visitado todos aún, pero el que admiro mucho es el Museo de Bellas Artes de Québec, situado en la ciudad de Québec. Tienen una gran variedad de exposiciones. No olvidan a los artistas locales, al mismo tiempo que abren la puerta artistas internacionales. Además, permiten a los artistas emergentes, que quizás no tengan experiencia en exponer, que expongan proyectos esporádicos. Esto muestra una gran apertura de mentalidad.

También me gusta el Museo de Arte Joliette. Lo conozco muy bien al haber trabajado allí. Pienso que es un museo muy imaginativo y abierto. Su programación siempre es sorprendente, están muy implicados con la comunidad y quieren marcar la diferencia a través del arte, lo que no es el caso de todos los museos.

Muchas gracias por haberme concedido esta entrevista para The Biombo. Te deseo mucho éxito en tu carrera como artista, Marilyne.

http://www.marilynebissonnette.com/

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter