ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Jorge Regueira

Jorge Regueira es un artista que carga las tintas en la expresividad y el gesto, poniendo en valor el trazo y el ritmo. En su entrevista para The Biombo nos habla de cómo consigue ser él mismo a través de sus pinturas.

1.- ¿Qué lugar ocupa el arte en tu vida?

Si me preguntases qué me llevaría a una isla desierta, te diría que una caja con mis tintas y pinturas (haciendo un poco de trampa, también algún libro). Me llevaría también a toda la gente que aprecio, pero entonces ya no sería una isla desierta sino un lugar muy concurrido. Bromas aparte, hoy por hoy no se me ocurre una forma mejor de estar conmigo mismo, de ser yo mismo, que con mis pinturas. Espero haber contestado a tu pregunta.

2.- ¿Qué influencia ha ejercido tu formación en publicidad en tu obra de arte?

Grande, sin duda. Si algo ocupa una parte importante de tu vida durante 35 años y no influye en el resto de lo que haces, probablemente es que has estado 35 años despistado. Ser creativo de publicidad te enseña a ser inquieto, a ser curioso, a cuestionarte la forma en que se cuentan algunas cosas para intentar contarlas de otro modo, a buscar nuevos discursos, a ir a lo importante y lo esencial -al concepto-, a darte cuenta de que a veces lo banal es lo importante y viceversa… en muchos aspectos, como verás, ser artista y ser creativo publicitario se parecen mucho. Pero al mismo tiempo son esencialmente diferentes, los objetivos del arte y la publicidad miran, en principio, cada uno para un lado. Aunque hay casos en los que también coinciden.

3.- Reflejas tu obra en una gama mono o bicromática. ¿Por qué prefieres utilizar solamente uno o dos colores?

Realmente no es una cuestión de preferencias, sino de lo que te sale de dentro y, por este mismo motivo, de lo que manejas con mayor soltura, el terreno en el que mejor te mueves. Ir trabajando y experimentando con las diferentes gradaciones que vas obteniendo con un mismo pigmento, según lo diluyas más o menos, me resulta en cualquier caso gratificante. Quizá sea una influencia, llevada a mi terreno, de la técnica china llamada sumi-e, que luego pasó a Japón, en la que se utiliza el negro como único pigmento, y con el que se logran unas cotas de expresividad realmente sorprendentes.

4.- Lo que haces se llama caligrafía expresiva o gestual. ¿En qué consiste esta técnica?

Lo que se ha dado en llamar caligrafía expresiva, o también gestual, es aquella que se despreocupa del aspecto formal de las letras y el alfabeto, del contenido semántico, de la legibilidad… en definitiva, aquella que se olvida de toda función utilitaria y carga las tintas en la expresividad y el gesto, de ahí su nombre. Bebe de corrientes estéticas como el expresionismo abstracto, que a su vez tomó como modelo inspirador la escuela de caligrafía de vanguardia japonesa de entreguerras. A la caligrafía expresiva le importa el trazo, el ritmo, los contrastes, el sentimiento… realmente, la caligrafía expresiva no se diferencia mucho de la pintura abstracta. De todas formas, me considero más un pintor que emplea el trazo escrito -caligrafía expresiva- en sus obras que no al revés.

5.- ¿Qué representa para ti tener presencia en el Museo de caligrafía de Moscú?

Recuerdo cuando contactaron conmigo, proponiéndome la participación en la muestra internacional, la sexta, que estaban organizando. Para mí es una satisfacción estar al lado de grandes maestros internacionales, y que duda cabe de que supone una promoción de tu trabajo y un reconocimiento, que siempre es una motivación extra. Soy el único artista español con obra en el museo (con las obras “Terra Incognita” y “Aurora”, esta última una interpretación del poema del mismo nombre perteneciente a “Poeta en Nueva York” de García Lorca). A partir de esta participación, desde Yekaterimburgo me pidieron colaborar en el proyecto de un libro en el que participaron calígrafos y artistas de todo el mundo. Algo debo tener que gusta en Rusia…

6.- Has expuesto en Est_Art Space, una de las galerías de arte entrevistadas en The Biombo. ¿Cómo resultó tu experiencia en este espacio?

Afortunadamente, es una experiencia que continúa. Mi obra sigue exponiéndose en Est_Art, así que no hablo en pasado, sino en presente. No puedo decir que la relación con Maite y con Javier de Est_Art sea buena, sino que es mejor. La verdad es que a los artistas que colaboramos con ellos nos lo ponen muy fácil, en todos los sentidos. Tienen una capacidad de trabajo desbordante y una ilusión por lo que hacen más grande todavía. Un entusiasmo que sin duda es contagioso, y que comparto.  

7.- Háblanos del biombo que estás decorando con tanto cariño y esmero. ¿Qué despierta en ti esta pieza artística tan popular en interiorismo?

Los biombos siempre me llamaron la atención. No sólo por la utilidad de la pieza en sí, capaz de configurar espacios con un simple gesto, sino como soporte creativo. Hacer un biombo e intervenirlo es como hacer una obra de arte autoportante, en este caso una pintura, que puedes cambiar de sitio y disfrutar desde muchas perspectivas y en diferentes emplazamientos y contextos, con lo que no te tienes que ceñir a verlo siempre colgado en la misma pared. Y además tiene una utilidad práctica.

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Tengo montado el estudio en casa, un poco apretado y justo de espacio, pero más que suficiente para seguir pintando y explorando. Procuro dedicarle un tiempo todos los días, aunque quizá debería decir todas las noches, que es cuando más inspirado me siento. Ahora estoy pintando mucho sobre tabla y papel, a veces combinando ambos soportes en una misma obra.

9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando y dónde se verán expuestas?

Cuando se nos vino encima el virus se me paralizó algún proyecto, que espero sea sólo un standby. Estoy trabajando con maderas recuperadas y papel viejo (o envejecido por mí, pues soporta peor el paso del tiempo), pensando en una nueva exposición. También estoy recuperando objetos -una funda antigua de violín, el flotador de un barco antiguo…- que tienen muchas historias que contar. Yo las escucho, las interpreto, e intervengo esos objetos, que formarán una exposición en la que serán ellos mismos el soporte del relato de sus azarosas vidas. Reunir todo lo que quiero me llevará su tiempo. Pero si estos objetos no han tenido ninguna prisa por llegar hasta mí, ¿quién soy yo para estresarlos con fechas y calendarios?

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Deseo que sigas cosechando muchos éxitos en tu carrera como artista.

www.jorgeregueira.com

Posts relacionados

2 comentarios sobre “Entrevista a Jorge Regueira

  1. Marita

    Jorge me encanta el cuadro que sale en la entrevista parece un mar tormentoso con dos barcos de vela pasándolo fatal, te felicito, la imaginación vuela viéndolo un abrazo , Marita

    1. Sara Sanz

      Yo he pensado justamente lo mismo, Marita. ¡Gracias por compartir tu interpretación del cuadro de Jorge Regueira!

Añadir comentario

Newsletter