ENTREVISTAS

Entrevista a Evangelina Esparza

Evangelina Esparza es una artista que reflexiona en su obra sobre la fugacidad de la existencia humana y sobre la inmortalidad de nuestra huella. En su entrevista para The Biombo nos habla de la influencia de la mirada de los otros en la construcción de la identidad propia y de la búsqueda de la eterna juventud por la sociedad del consumo.

1.- ¿Cuándo surge tu pasión por el Arte?

Creo que siempre estuvo ahí. De pequeña mi madre me decía que vivía en la luna de valencia y que siempre estaba pensando en mis mundos; era bastante introvertida y el dibujo fue mi manera de contar las mil historias que se me ocurrían, ahí no había límites. Sin embargo, la vida me llevó por otros derroteros y de segunda carrera estudié bellas artes y allí por fin encontré mi lugar y mi profesión.

2.- En tus obras exploras los campos de la memoria en una línea delicada entre la experiencia de lo vivido y el recuerdo remanente, entre la ausencia y el retorno de lo olvidado. ¿Qué importancia tiene en tu vida recordar lo que ya ha pasado?

Parte de mi trabajo habla de la fugacidad de la existencia humana a través de fragmentos y huellas que se pierden; memoria, cotidianidad, imagen y pérdida de identidad son temas evidentes en mis procesos de reflexión, que a veces  muestro con claridad y otras bajo un velo.

Seguramente todos no hemos preguntado alguna vez cuánto tiempo tardará nuestro rastro en desaparecer al morir, qué quedará cuando los que nos recuerdan también desaparezcan, llevándose nuestras historias con ellos; la importancia de recordar a alguien es hacer que permanezca vivo.

3.- “Genuine” es una de mis obras favoritas. Me parece una imagen entrañable de una niña con un pájaro. Para mí es símbolo de la inocencia y de la sencillez de la vida cuando sabemos disfrutar de las pequeñas cosas que nos brinda y que nos dan la felicidad. ¿Qué simboliza para ti?

¡Gracias! Bueno, me gusta dejarlo a elección del espectador, porque es quien debe cerrar el significado; en mis trabajos uso elementos que acompañan a las figuras como iconografía y simbolismo, y las aves en algunas culturas antiguas, se consideraban mensajeros entre mundos, habitantes de dos planos existenciales; el personaje de la obra “Genuine” representa en parte esa historia.

4.- De tu colección “Sobre mitos y otras historias” (2013-2016) me gusta mucho “Adonis Annua”, en la que podemos contemplar a una niña vestida de blanco dentro del agua con flores alrededor. Pureza, belleza y misterio. ¿Por qué meterte en el agua con ropa?

Adonis Annua es una flor que crece sola, es muy resistente y hermafrodita; en mi cuadro así titulado, aunque no está presente esta flor en él, es una oda al cuadro de Ophelia de John Everett Millais, en el que muy cerca de la palma de la mano de Ophelia, hay una adonis annua. Esta pieza es la reinterpretación de la nueva Ophelia, los tiempos cambian y con ellos los mitos y las Ophelias de antes no son las de ahora.

5.- R. Barthes dijo que «Lo que la fotografía reproduce al infinito no tiene lugar más que una vez; ella repite mecánicamente lo que jamás podrá repetirse existencialmente». ¿Qué es lo que tanto te inquieta del espacio-tiempo que te ha llevado a trasladar fotografías antiguas a la pintura en tu colección “Grises anticuarios” (2012-2015)?

Esa exposición o serie coincidió en tiempo  que trabajaba con enfermos de demencia y Alzhéimer, una vivencia que me marcó, más que inquietarme; durante tres años se gestó esta experiencia el mismo tiempo  que mi abuela también lo padecía al otro lado del océano.

Mostrar los débiles parámetros de la memoria a través de las frágiles huellas que anuncian una desaparición inminente. Usé mis propias fotografías guardadas en las cajas de zapatos familiares, álbumes que atesoran identidades próximas; incluso en anticuarios busqué y reconstruí biografías simbólicas, como intentando recuperar esa memoria que los mismos abuelos iban perdiendo, una especie de recover de vidas ajenas pero también de la mía o la tuya. “De los grises polvorientos y casi invisibles que describen el mundo ceniciento de J. L. Borges,  devorados por el reloj de arena”. Mis piezas eran un grito de preocupación por la vida y por el sentimiento que nos causa la transición incompresible y peligrosa hacia el vacío.

REVERIE

6.- En Versus Specio (2012) reflejas que la imagen que el espejo ofrece de nosotros nos acompaña a lo largo de nuestra vida para poner un rostro a nuestra identidad como personas en constante evolución. ¿Te has preguntado alguna vez qué cambiaría en nuestra vida si no hubiera forma de conocer nuestra imagen exterior?

En esa instalación se planteaba la construcción de la identidad a través del espejo, de la mirada que nos devuelve ese reflejo y un reconocimiento de la identidad propia a partir de la mirada del otro, pero el espejo es una alegoría de la proyección de nuestro ser y de esa construcción identitaria que cierra la sociedad y construye el individuo. Los espejos construyen  la identidad propia a través de la mirada de los otros.

En ese hipotético caso que me planteas, creo que el conocimiento de la formación del yo a través de los espejos sería sustituido por otras percepciones sensoriales y creo que hay una gran verdad cuando dice A. Saint Exupéry que “…lo esencial es invisible a los ojos”;  creo que eso no se construye, viene de fábrica.

7.- En “Recover” (2011) tratas sobre el absurdo de tratar de controlar un cuerpo que termina desintegrándose con el paso inevitable del tiempo. ¿Este culto al cuerpo que existe en nuestros días tiene algún sentido?

Es verdad, no tiene sentido, pero vivimos en una sociedad de consumo abusivo y destructivo y en busca de la eterna juventud; no hay lugar para los mayores, se les olvida, cuando ya no producen en este sistema capitalista; sin ir más lejos, lo que está pasando éstos días con nuestros mayores, da mucho en qué pensar.

Perseguimos ideales superficiales. Hasta nuestra manera de relacionarnos es muchas veces superflua. No nos importa ni el ayer ni el futuro, sino vivir el ahora intensamente con una larga lista de cosas por hacer, como una carrera hacia no sé dónde. Yo intento parar y no dejarme llevar por la vorágine, porque se olvida uno, de pequeñas cosas, que es donde reside la felicidad.

VANITAS

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Estoy leyendo libros que tenía pendientes, mirando películas que me gustan -ese cine que merece degustarse más de una vez-, también, he empezado a hacer yoga y cocino un poco más, aunque no me gusta mucho. Jugar con mis gatas, que son un par de trastos. Pintando en el estudio y a ratos aprendo a estar sin hacer.

9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando?

Estoy trabajando en pintura y  dibujos, siguiendo mi última línea para futura expo, en cuanto se reactive la rutina.

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Deseo que sigas cosechando muchos éxitos en tu carrera como artista.

¡Muchas gracias a ti!

Posts relacionados

10 comentarios sobre “Entrevista a Evangelina Esparza

  1. Sonia

    Un privilegio disfrutar un poco mas cerca de una gran artista .

  2. Leandro

    Excelente artista, la mejor..!!

  3. Gloria Poza

    He seguido toda la entrevista Eva. Inevitable y forzosamente tienes que ser una gran artista con esa sensibilidad. Que razón tienes al afirmar que «nuestro rastro desaparecerá cuando las personas queridas también desaparezcan».
    Me ha encantado. BESOS

    1. Sara Sanz

      ¡Muchas gracias Gloria! La obra de Evangelina Esparza es de gran sensibilidad y carga emotiva e intelectual.

  4. Cristina

    Cuanto me alegra Evangelina,tan merecido esto que estás viviendo, es fruto de tu tesón y perseguir tus sueños, poder mostrar tu arte, abrazo gigante, y seguro seguirás creciendo en este camino que elegiste,no dejes de disfrutar cada instante,besos

  5. Alfonso ventura

    En tus últimas obras se ve que sigues bajando a los lugares profundos del alma. Sigue haciéndolo.

  6. Isabel

    Un placer conocerte un poco más, como artista inmensa que eres y persona reflexiva en un mundo donde inevitablemente toca hacer este ejercicio ahora más que nunca. Hablas de identidad y me apasiona porque es algo que como bien dices está en constante evolución, y tenemos que ser muy cuidadosos con la mirada de los otros y la propia. Gracias por mostrar parte de tu creación artística y personal. Una maravilla.
    Recibe un fuerte abrazo

  7. Alicia Allario

    Sos una gran artistas !!!

  8. Araceli Calcagno

    Maravilloso reportaje…unas hermosas palabras taducidas en las obras de arte…Me han llegado tan profundo…Felicitaciones…estás vibrando en una frecuencia muy alta….segui asi que un festival para el alma…gracias gracias geacias.

    1. Sara Sanz

      ¡Muchas gracias Araceli! Ha sido una gran satisfacción mostrar la obra de Evangelina Esparza. ¡Una gran artista!

Añadir comentario

Newsletter