ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Elisa de la Torre

1.- ¿Cuándo surge tu pasión por el arte?

¡Desde pequeña! me pasaba horas dibujando en vez de jugar al ordenador o ver la tele…(entre risas). Me sentía dentro de mi propia creación y eso era mucho más interesante que estar en una ajena.

2.- ¿Qué nos puedes decir de la aplicación de la psicología del color en tus pinturas?

Para mí la psicología emocional del color es básica. No recordamos días, sino momentos, y de éstos, las formas y colores, cuyas asociaciones con elementos realizamos inconscientemente. En mis obras, los colores remiten a lugares y a sensaciones que uno puede conectar con experiencias, y esto es algo mágico.

3.- En tu opinión, ¿qué tienen tus obras de arte de poesía emocional?Uff.. la poesía emocional se encuentra en la contemplación que requieren y las sensaciones que transmiten. Hay una cuidada composición y armonía cromática dentro del movimiento fluido que las caracteriza. Creo que la poesía emocional se centra en ese equilibro entre el movimiento inscrito y la calma suscitada, entre el caos de lo imprevisible y la armonía generada.

4.- En tu obra hablas de que a lo largo de la vida estamos sometidos a continuos cambios de planes y que tenemos que dejar fluir aquello que no podemos controlar. ¿Qué crees que podemos controlar de todo lo que nos ocurre y qué es lo que escapa a nuestro control?

Siempre encuentro un paralelismo de la vida con la pintura, y por ello ha ido acompañando mis momentos vitales y pensamiento. En el fondo, la mayor parte de las cosas en la vida, nos son dadas, como el dónde nacemos, otras muchas las podemos elegir igual que puedo elegir qué colores usar y cómo disponerlos, pero dentro de mis elecciones, hay una parte misteriosa de la libertad natural del fluir de la pintura que, puedo de alguna manera orientar, pero no controlar, las formas más bellas se genera cuando dejas a la materia fluir libremente y ella crea sus propias texturas y fractales. En la vida es lo mismo, dentro de las elecciones que yo haya podido hacer, cómo vayan evolucionando depende mucho de cuestiones ajenas y libertades de otros, yo no puedo controlar todo. Aprender a dejar de pretender controlar da lugar a una libertad tremenda y a renunciar a la frustración.

Las cosas a veces son, lo importante es qué hacer con ellas una vez han sucedido.

5.- Todas tus colecciones de pintura destacan los elementos de la naturaleza: agua, tierra y aire. ¿Por qué el medio ambiente tiene tanta importancia para ti?

Puede que tenga que ver con haberme criado en el campo y la naturaleza y que de alguna manera inconsciente esto haya aflorado en mí, pero realmente creo es algo que surgió de una manera natural cuando al utilizar ciertos colores iba observando la similitud tan grande que las formas tenían con vistas aéreas de estos elementos. Poco a poco me han ido interesando ciertos acordes cromáticos que inevitablemente me llevaban a diferentes elementos naturales. En el fondo la materia natural es igual a gran que a pequeña escala, y las formas que surgen en la tierra o el microscopio, suceden también en mis cuadros.

6.- ¿Te parece necesaria la labor del artista para sensibilizar sobre desarrollo sostenible y lucha contra el cambio climático?

Me parece que el poder del artista es más poético que social, a veces mediante la cuestión estética y emocional se llega al espectador más que a través de los medios.

7.- En la obra Glaciares VIII sensibilizas sobre la pérdida de agua para el consumo de la población que está generando la desaparición de los glaciares, la menor disponibilidad para la agricultura de regadío y la menor capacidad de los países para generar energía hidroeléctrica. ¿Cómo crees que se podría minimizar el deshielo, si es que aún estamos a tiempo?

Esta lectura se puede, en efecto, destilar de esta obra, no es algo que yo diga literalmente, pero tampoco tengo respuestas sobre temas científicos, mi único poder es el de despertar la apreciación por realidades que nos rodean.

8.- En Tierras XIII destacas el valor que tiene la tierra para la vida de las personas. En ella se cultivan los vegetales que nos alimentan y sobre ella se construyen los edificios que nos dan cobijo. ¿Qué es lo que tanto te inspira para crear una colección con la tierra como protagonista?

Para mí los tonos tierras tienen algo realmente especial. Hay una cuestión orgánica muy potente que nos remite a nuestro interior, a lo más visceral e íntimo de nuestro ser.

La sangre es roja y por eso en la tierra roja encontramos empatía, una sensación de reconocimiento y hogar.

9.- Tu obra Aguas LI es mi favorita de esta colección. ¿Crees que debemos preocuparnos por la escasez de este recurso natural en países áridos como el nuestro?

[aguas] es realmente la serie que más gusta y entiendo que es porque sus tonos nos llevan al mar, a memorias y a lugares que siempre asociamos con algo especial. Esa asociación poética que se genera lo aue hace es despertar una apreciación por este bien, lo que produce en nosotros, la paz que genera.

Creo que más importante que preocuparse, es apreciar, porque cuando aprecias, cuidas, no por deber, sino por amor.

10.- ¿En qué obras estás trabajando ahora mismo y dónde se organizarán tus próximas exposiciones?

Mi nueva serie en la que estoy inmersa ahora me tiene emocionada y es que llevo casi un año dándole vueltas a su concepto porque quería que fuera muy especial. [arenas] es mi serie más sutil y minimalista, trabajo con blancos y colores arenosos. No es una serie que busque el impacto sino la contemplación atenta, serena y pausada. Se encuentra llena de texturas y brillos de pintura cristalizada, fruto del desarrollo de mi técnica mixta, cada vez más depurada y encontrando diversos minerales y sustancias químicas con las que explorar resultados formales, relieves y fragmentaciones. Trabajo con el concepto «infraleve«, objeto de mi recién tesis doctoral. Este término acuñado por Marcel Duchamp refiere a una poética de lo contingente, a la percepción de lo imperceptible que presenta presencias leves, fugaces, frágiles y vulnerables, y también presencias ausentes por las huellas que las revelan. Esta serie es también la más exquisita y exclusiva a nivel material puesto que uso oro de 22k para resaltar la belleza de las grietas, ligado al concepto de la belleza de la imperfección, kitsugi. Esta serie se presenta la semana que viene en una exposición en la galería Montsequi, en la calle Alonso Cao, Madrid.

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Te deseo muchos éxitos en tu carrera como artista.

www.elisadelatorre.com

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter