ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Cho Yea Jae

Cho Yea Jae es una artista que refleja en su obra de arte una filosofía de vida que conduce a que todos los seres puedan vivir juntos en armonía y paz. En su entrevista para The Biombo expresa su ilusión por un mundo en el que Oriente y Occidente se encuentren, al igual que lo hace el cielo al fundirse con el mar en el lejano horizonte.

1.- ¿Qué significado tiene el Arte en tu vida?

No me resulta tan fácil contestar a esta pregunta. Me presiono a mí misma para que mi respuesta sea lo suficientemente elocuente y que los demás entiendan perfectamente el significado que tiene en mi vida. He vivido la vida disfrutando de las Artes, trabajando en el Arte, creando Arte, a pesar de que el día a día no me lo ha puesto fácil.  

Desde siempre he jugado con el arte como lo hace un niño pequeño con sus juguetes favoritos, su mascota o la arena en la playa…. Sin ver el tiempo pasar, sin tener hambre o sed.  No sabría definirlo de forma específica.  

De una cosa estoy segura, siempre he querido pintar. Mis obras son como mis hijos, forman parte de mí. No puedo imaginarme la vida sin ellas.

2.- ¿Qué influencias de Corea reflejas en tu obra?

Corea siempre ha influido en mis obras de muchas maneras, me guste o no. Forma parte de mí, de lo que soy hoy en día.

Pondré algunos ejemplos:

  1. Las composiciones horizontales que uso en mis pinturas están influenciadas por mis raíces coreanas, son como el cielo que parece fundirse con el mar en el lejano horizonte.       
  2. Mi serie «Transcendence» está influenciada por las dos principales corrientes filosóficas de Asia Oriental, el Budismo y el Confucionismo, que forman parte de mi cultura.
  3. Otra influencia es «HongIk Ingan» que en la filosofía coreana (hablo de esta filosofía en la siguiente pregunta) se traduce como «Vive y trabaja en beneficio de toda la humanidad». Habla de la verdadera humanidad, que para mí, representa la verdadera esperanza que transmite mi serie «Ready to Open».
  4. He instalado mi estudio de arte en Sitges porque es un lugar donde me siento a gusto y con el que conecto, de cierta manera, siendo de Busan (Corea).

La filosofía que transmiten algunas de mis pinturas, las decisiones artísticas o aquellas que he tomado en relación con mis obras de arte han sido influenciadas por mi lugar de origen y por mis propias experiencias.

3.- ¿Qué enseñanzas de la filosofía asiática oriental – Budismo y Confucionismo- te sirven de inspiración para crear tus obras de arte?

Son muchas las enseñanzas de estas dos filosofías, pero lo que más me gusta son los dos principios siguientes:

1- Camino del medio (중도 中道) en el Budismo. Generalmente se entiende como «no mucho y muy poco» o «no demasiado extremo hacia un lado». Es una buena manera de entenderlo, pero existe otro significado: «el tercer camino o algo para ser visto».

2- Moderación/Medio Dorado (중용 中庸) en el Confucionismo es un concepto similar al Camino del Medio en el budismo. Moderación/Medio Dorado (중용 中庸) se centra más en cómo nos comportamos con los demás con las formas adecuadas y en el respeto de la convivencia, mientras que el Camino del Medio (중도 中道) en el Budismo se centra más en cómo se percibe a un ser vivo.

Es importante para mí mencionar que «HongIk Ingan» en la filosofía coreana, se traduce literalmente como «beneficioso para la humanidad o devoción al bienestar humano». También puede ser traducido como «Vive y trabaja en beneficio de toda la humanidad». Se trata de la humanidad y de cómo hacer el bien para todos. Al final, se trata de cómo todos los seres vivos pueden vivir juntos en armonía y paz.

4.- Una artista es, ante todo, una observadora del mundo. ¿Qué sensibilidad te despierta la naturaleza que observas cuidadosamente para crear arte?

Cuando me siento agobiada por el entorno, sólo la tranquilidad de la naturaleza, en consonancia con mi filosofía de vida, consigue relajarme.

Absorbo la energía de la naturaleza, me calma, me hace sentir bien relajando a su vez mis cinco sentidos. El sonido de las olas, la suave y ligera brisa, los pájaros volando de un lado para otro con sus alegres cantos, el mar azul con sus reflejos plateados, un árbol verde con un gato sigiloso, una abeja volando en el cielo atareada de flor en flor… Todo esto hace que se produzca el milagro, me tranquilizo, mi corazón sonríe, mi mente se relaja, miro a mi alrededor y disfruto del momento mientras mi imaginación esboza imágenes en mi cabeza.

5.- Como puente entre Oriente y Occidente, ¿qué diferencias entre ambas civilizaciones buscas conjugar en tu obra de arte?

Las dos civilizaciones son más similares de lo que pensamos. Estamos todos interconectados. Siento que soy una fusión de ambas culturas y eso se refleja en mis obras de arte. En el lienzo utilizo materiales inventados por occidentales como el óleo y el acrílico para expresar sentimientos y conceptos de Oriente.

Por ejemplo, en otra de mis series anteriores denominada «Serie de la Tierra» usé colores acrílicos con tinta tradicional coreana sobre lienzo, lino y algodón coreanos. Los trazos del pincel son habilidades de la pintura tradicional coreana que es muy diferente de la occidental.

6.- “Ready to Open” (2011) es una serie de cuadros que reivindica la belleza y la fortaleza de la humanidad desde la esperanza, un sentimiento al que necesitamos aferrarnos para superar esta crisis de la globalización. ¿Cómo es posible estar preparados para abrirnos más al mundo si esto nos sitúa en una posición de mayor vulnerabilidad frente a los riesgos?

Echamos de menos las vidas que teníamos antes. Deseamos que esta crisis termine pronto y nos devuelva a nuestra vida normal. No sabemos cuándo acabará. Sólo podemos intentar adivinar cuánto tiempo podrá durar. El hecho es que nuestras vidas no volverán a ser las mismas que antes. Debemos aceptar y ser conscientes que no podremos volver a la misma vida que teníamos antes. Esto es un hecho. Por lo tanto, el punto de partida es la aceptación.

Espero que esta crisis nos dé la oportunidad de abrir los ojos y ser conscientes de lo que realmente está pasando en el mundo. Eliminando los prejuicios que hemos construido, podremos desde la pureza tener interés y curiosidad por conocer otras culturas.

Para que esto pueda ocurrir, debe haber más transparencia entre personas y países, creando así un clima de confianza. De esta forma nuestros temores se minimizarán.

¿Qué deberíamos hacer de ahora en adelante para que esto se haga realidad? Hemos aprendido que estamos mucho más conectados entre nosotros de lo que pensábamos. Abrirse más al mundo, a otros pueblos, países… debería basarse en el respeto de la diferencia y la consideración hacia los demás.

Por ello, creo que todos deberíamos aprender la historia del mundo en el colegio, incluida la de los países de Asia Oriental, al igual que los coreanos aprendemos la historia del mundo incluyendo la historia detallada de los países europeos. Eso hará que nuestra perspectiva a la hora de ver el mundo en su conjunto se amplíe y podamos iniciar el cambio para un mejor entendimiento.

También se debería leer más a propósito de los principios básicos de la filosofía de Asia Oriental (ver pregunta 3), del mismo modo que los coreanos estudiamos la literatura y filosofía europea.

Todo esto ayudará a las generaciones futuras a entender la belleza de la diferencia y a abrazarla. Llevará su tiempo, pero es un paso necesario para avanzar hacía un futuro mejor.

 7.- Transcendence” (2015) es una serie conceptual, abstracta y minimalista basada en una profunda reflexión de la filosofía asiática oriental. Sus obras nos invitan a mirar al pasado, vivir el presente y pensar en el futuro, a través de una estructura común. ¿Cómo es posible alcanzar esa moderación para vivir el presente con mayor estabilidad y paz interior?

No soy gurú ni meditadora, pero voy a tratar de transmitir la manera en la que concibo la vida:

Vive el presente. No vivas en el pasado, ya sea glorioso y feliz o miserable y doloroso. Tampoco pienses demasiado en tu futuro. Si tienes miedo de algo, entonces vives en un futuro que aún no ha sucedido; por lo tanto, no pienses demasiado en cosas que no existen en el presente. Ve despacio, y empezarás a ver las cosas que no existen. Intenta no hacer más de lo que puedas hacer, conócete mejor a ti mismo y tus límites. Es importante.

Las reglas para pintar un cuadro fiel a mí misma son:

  • En primer lugar, dormir bien.
  • Comer comida simple y saludable.
  • Reducir las preocupaciones o pensamientos.
  • Al pintar, mover ligeramente el cuerpo con ritmo.

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Me centro en mis libros para no enloquecer con las noticias falsas que circulan en las redes. Pinto todo el tiempo para desafiarme a mí misma, obligándome a usar nuevas técnicas de pintura y practicar otro tipo de pintura como la tradicional coreana.   Escribo en mi diario y eso me ayuda a conocerme mejor a mí misma en esta nueva realidad.

Hablo mucho más con mi pareja desde el confinamiento. Todavía me sorprende lo mucho que no sabemos el uno del otro a pesar de estar juntos desde hace tanto tiempo. Dividimos bien las tareas de la casa para evitar conflictos innecesarios e inútiles durante este encierro.

Combino estiramientos con ejercicios de respiración y practico masaje auto-linfático para relajarme.

 9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando y cuáles serán tus próximas exposiciones?

Sigo trabajando en mi serie «Ready to Open».

Actualmente estoy perfeccionando mis habilidades en cuanto a pintura tradicional coreana para sorprender en mis próximos proyectos basados en el encuentro entre Oriente y Occidente.

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Te deseo muchos éxitos en tu carrera como artista.

choyj-art.com

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter