ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Amélie Ducommun

Amélie Ducommun es una artista que trabaja sobre los recuerdos que genera su observación de la naturaleza. En su entrevista para The Biombo recordamos la belleza del entorno natural a través de sus obras.

1.- ¿Cuándo surge tu pasión por el Arte?

Diré que casi siempre he pintado, desde que tenía 14 años y he estado en estrecha relación con la naturaleza desde pequeña.

La naturaleza y su observación me llevaron a la pintura y el agua y sus huellas me llevaron a trabajar en la memoria.

Hace 15 años decidí establecerme en una pequeña isla enfrente de Brest en Francia que se llama «Ouessant». En esta pequeña isla, los elementos son muy fuertes, especialmente en invierno, y hay tormentas severas.

Quería asentarme y dejarme ir a la naturaleza sin pensar ni buscar cosas que dibujar…me dije que en este lugar, con fenómenos meteorológicos tan fuertes, pasaría algo.

Había hecho muchos dibujos de recuerdos en diferentes viajes antes, pero esta vez, quería tener y hacer una experiencia diferente. Quería establecerme y hacer como un «libro» de viaje inmóvil enfrente del mar.

Finalmente era un viaje interior y exterior creo, era un viaje contemplativo.

Quería ver lo que la naturaleza me daba, sin ir a buscar nada en concreto, únicamente contemplar, aprender a observar, tener el tiempo de observar.

Y después he empezado a dibujar…

Me instale sola durante un año en esta isla y he trabajado en los  mismos 10 metros cuadrados de la playa durante un año.

Finalmente me permití de entrar en «communion» con la  naturaleza; fue un momento excepcional, muy importante de mi vida, y ahora en cada paisaje que descubro, intento encontrar de nuevo este sentimiento.

Vi que cada ola de huellas se imprimía en el suelo y el mar la recuperaba.

Se me ocurrió la idea un poco loca de querer guardar recuerdos, de no olvidar estos momentos de una intensa intensidad conmigo y la naturaleza.

De este sentimiento de pertenencia a un todo, de estar en su lugar, de estar en el mundo.

Este año en la isla de Ouessant fue el detonante de mi trabajo sobre el agua y la memoria y lo que he estado haciendo durante 15 años.

2.- En tu obra hablas de la naturaleza. ¿Qué es lo que tanto te inspira de ella?

Hablo de la naturaleza, del agua en su textura pero también en su espiritualidad, en su poesía.

En mi pintura quiero hablar de un paisaje en su totalidad y a la vez en sus detalles.

Me gusta andar en la naturaleza, porque pienso que es la mejor manera de descubrir un paisaje de entrar en las profundidades de la naturaleza.

En mi pintura lo que me gusta también es de entrar con un detalle de la misma manera y de caminar en mi pintura, de entrar en contemplación como en la naturaleza finalmente tengo el mismo comportamiento.

Lo que me gusta de la naturaleza es su inmensidad, que somos finalmente un detalle de ella…que somos todo el tiempo muy contemplativos delante el espectáculo de la naturaleza.

En nuestro mundo donde todo es tan rápido, me gustaría concentrarme en las cosas que importan, hemos perdido de vista lo que es importante

Creo que mi trabajo tiene una resonancia ahora porque hay una falta de poesía, de consistencia en el aire. Faltan nimbos de zonas grises.

Tenemos que obtener una opinión sobre todo lo que tenemos para elegir lados cada vez. Y debe ser una opinión cristalina: es bueno o malo, es un sí, es un no. Ya no hay zonas grises. Ya no hay ninguna conexión con el pasado, la memoria colectiva se borra en favor del individualismo y lo inmediato. Todos dicen que quieren reconectarse con la naturaleza, pero nadie lo hace intelectual o espiritualmente. Incluso olvidamos sus hazañas al tratar de superarlo.

Es así desde que nací y ahora el principio de la memoria se está desmoronando. Los elementos de los recuerdos, o los elementos que nos devuelven al pasado son de muy corta duración. Es una foto, un vídeo, un mensaje de texto, es algo de lo que no podemos hablar y no hay lugar para discusión o incertidumbre. No hay mezcla, tienes que ver lo que se muestra, escuchar lo que está jugando y creerlo.

3.- De todo lo que expresas en arte, el agua es el elemento protagonista. ¿Por qué es una constante en tus colecciones?

Mi trabajo habla de la naturaleza, del agua y de la memoria.

Para mí, el movimiento del agua es una de las cosas más inspiradoras por el número infinito de formas que puede tomar este movimiento, por su intensidad y por su capacidad para dejar su huella en el mundo

Que estos movimientos están llenos de historia…

Me inspira tanto que trabajo sobre el agua de los ríos, del mar, el océano, el agua congelada…el agua de los jardines…

Me gusta también descubrir un espacio a través del agua que está circulando como las venas de un paisaje.

4.- Tu obra está llena de capas, que se construyen con recuerdos de tu observación de las formas del mar y de la vida que lo habita. ¿Es tu manera de acercar el exterior al interior?

Mis obras son como mapas de recuerdos de un lugar en la naturaleza.

Lo que me interesa en este trabajo, es más la experiencia emocional de un lugar; para mí, la inspiración en mi trabajo es muy importante.

Dibujo la naturaleza superponiendo recuerdos en diferentes capas de transparencia, que finalmente se mezclan, al igual que ocurre en la memoria.

Un recuerdo nuevo viene se superponer a un antiguo, es lo que me gusta.

Los movimientos de las oscilaciones entre el cielo y el agua están muy presentes en mi trabajo; visiones distantes y detalles. 

Hay un movimiento en mi trabajo entre el exterior y en el interior todo el tiempo, en sentido literal y figurativo… fuera en la naturaleza y en el interior de mi taller. En mis recuerdos y mi pintura

5.- En el stand de la Galería Rodrigo Juarranz en la Feria Art Madrid 2020 tuve la oportunidad de tomar contacto con tus obras en persona. Me puse hasta guantes para no contaminar la naturaleza que habías reflejado en ellas y que habías depositado en cajas también decoradas por ti, y pude sentirme casi como teletransportada al océano. ¿Es esa la capacidad que tiene el arte, la de transportarte a otros lugares?

¡Muchas muchas gracias por el cumplido! Estoy muy feliz de ver que mi trabajo hace posible sentir eso. ¡Eso es que mis recuerdos de mis emociones pasadas funcionan!

Estas cajas son para mí, como cajas del tesoro, como cajas de recuerdos… de la naturaleza.

Cuando era niña, me gustaba mucho hacer cajas de tesoros de cosas que había encontrado en la naturaleza, de piedras, de madera, hojas, hay un poco de esta idea de mi infancia.

Esta relación con la pintura y el dibujo pienso que para la persona que abre la caja, es más íntima.

El significado de mi trabajo es transportar a través de mi arte mis recuerdos y mis emociones, para volver a conectar con las emociones y el esplendor de la naturaleza.

6.- Una de las obras de tu Colección “Unfolding Memories” (2017) fue expuesta el pasado mes de marzo en Madrid. ¿Está inspirada en un lugar concreto o en recuerdos de varios?

Hay recuerdos antiguos que se mezclan con los nuevos.

He vivido y trabajado en varios sitio: Ouessant, Burdeos, Narbona, Madrid, Paris, Ginebra, Mallorca, Barcelona. 

Por supuesto, comienza desde uno o más lugares, pero el proceso de construir mi pintura (bastante largo) en diferentes capas sucesivas requiere mucho más que estos primeros recuerdos y emociones. Mi objetivo es precisamente traducir estas emociones primarias a través del prisma de mi memoria y mi propia construcción y evolución. 

Para la serie que has visto “unfolding memories”, intenté precisamente recordar estos sentimientos que tuve hace 15 años en la isla de Ouessant.

7.- Me gustaría destacar también tu colaboración con la Fundación Joan Miró en el estudio de verano del popular pintor español en Mallorca en 2011. ¿En qué consistieron las dos obras que realizaste y que llevan por título “El Río Negro” y “El Río Rojo”?

Hablan sobre el lecho del río, hablan de la naturaleza en Mallorca.

Y también, traté de transcribir las dos emociones más fuertes que tuve durante esta larga estadía, la tranquilidad y la suavidad que emana del taller de Miró y de esta corriente en la que estaba trabajando, pero también la fuerza y el poder de las obras de Miró y de los paisajes mallorquines. Éstas son dos obras de serigrafía producidas en las prensas del taller de verano de Miró. Cada una incluye 6 serigrafías

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Escribo mucho en mi serie, es importante para mí también las palabras…y también me gusta hacer instalaciones. Tengo capuchinas en mi casa, que empiezan a crecer porque es primavera y empecé a hacer como esculturas pintadas  de las instalaciones de capuchinas que caen.

Obviamente, pinto y dibujo con mis hijos.

9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando?

Depende de lo que vaya a encontrar en la naturaleza. Tengo en proyecto una instalación total que se llama «Walking in memories».

También estoy trabajando a mis próximas exposiciones Hong Kong con Galerie Koo y Shiras Galeria en Valencia y luego será París en septiembre.

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Deseo que sigas cosechando muchos éxitos en tu carrera como artista.

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter