ENTREVISTAS

Entrevista a Alicia Calbet

Alicia Calbet es una artista que entiende el arte como una necesidad para el que lo hace y como un placer para el que lo disfruta. Su obra profundiza en la igualdad y en la búsqueda de la identidad. En su entrevista para The Biombo nos habla del trasfondo de su obra y de sus mujeres.


1.- ¿Cuándo surge tu pasión por el Arte?

Creo que no hay un momento concreto; mi padre es fotógrafo y he crecido rodeada de Imágenes. Recuerdo entrar en el cuarto de revelado y ver cómo iban apareciendo las fotografías mágicamente bajo la luz roja. Pienso de forma visual, por eso me resulta mucho más fácil comunicarme a través de la imagen.

Estudié el bachillerato artístico, explorando todas las técnicas que ponían a mi alcance: dibujo, grabado, escultura y fotografía. Muchas fotos después, me licencié en Bellas Artes, en la Complutense. Aprendí y disfruté mucho la carrera, pensé, ahora que puedo decidir elijo lo que quiero, después ya veremos, pero esto es mío.

Creo que el Arte es un fin en sí mismo. Un diálogo sin palabras. Es una necesidad para el que lo hace y un placer para el que lo disfruta, pero siempre es un diálogo. Yo planteo preguntas, porque no tengo las respuestas. El arte me ayuda a entender el mundo y a comunicarme con él.

2.- Tu obra “Construcción 3” (2017) ha sido portada de la 29 edición de FLECHA, Feria de Liberación de Espacios Comerciales Hacia el Arte) en Madrid. ¡Felicidades! ¿Cómo ha sido tu experiencia artística en ella?

¡Muchas gracias! Ha sido una experiencia genial. Conocía la Feria desde hacía mucho tiempo y su formato me parece muy interesante. Acercar el Arte a la gente desde otros lugares es siempre un acierto.

FLECHA me ha dado la oportunidad de mostrar mi obra a mucha más gente y de conocer la obra de artistas con muchísimo talento. Por ello, ser elegida imagen representación de este año ha sido muy especial para mí. La imagen que eligieron pertenece a la serie de grabado xilográfico Constructions y hace referencia a la construcción de la identidad de las mujeres por sí mismas. Cada grabado compuesto por 9 piezas forman el retrato de distintas mujeres africanas, construidas a su vez con piezas mecánicas y ataviadas con trajes pertenecientes a la época victoriana. A través de esta serie quería hacer protagonistas a estas mujeres anónimas de la época colonial, que tuvieron que luchar no sólo por sus derechos, sino contra la discriminación racial.

Creo que es toda una declaración de intenciones por parte de Flecha.

3.- En “Técnia” hablas de que algunas tribus africanas y asiáticas se pintan el rostro y se adornan para indicar rasgos de la identidad personal. ¿Crees que nuestra sociedad contemporánea está más preocupada por la búsqueda de belleza que por la búsqueda de la identidad?

Creo que a veces confundimos estos dos términos; ambos se construyen desde un contexto sociocultural muy concreto, aunque con la globalización todo se ha homogeneizado bastante. Los cánones cambian y hay muchos tipos de belleza, pero como concepto social creo que es la búsqueda de la aprobación del otro, de encajar en el grupo, lo que para mí se aleja de la búsqueda de la identidad propia.

A pesar de ello, somos animales sociales, y buscamos la pertenencia, pero como todo, es una seguridad ficticia y muy frágil, siempre puedes ser tú el feo de la fiesta…

Por otro lado, considero que estamos en constante búsqueda de nuestras identidades. Las mujeres la buscamos desde nuestra propia voz, porque desgraciadamente nos ha venido dada a través de la mirada del hombre desde hace siglos. Creo que para buscar tu propia identidad y tu propia belleza, son muy importantes los referentes y aquí sólo hemos escuchado la mitad de la historia contada por otros. Por ello y por otras muchas razones represento mujeres máquina. Desde ésta, mi visión, son representaciones abstractas irreales, represento la no representación de las mujeres a través de la historia. Y con la serie Técnia me voy a la raíz, a la tribu.

4.- En tu colección de fotografías “Peras & Manzanas” pones en cuestión la verdad de la apariencia y la contrapones con la existencia. ¿Crees que el ser humano tiene capacidad para descubrir la verdad de las cosas o se tiene que conformar con la apariencia que proyectan?

Yo me pregunto mucho sobre estos límites entre realidad y ficción, verdad y mentira, apariencia y existencia. Vivimos en un mundo saturado de imágenes, de lo aparente. Por eso en esta serie utilizo la fotografía, es muy poderosa, y automatizamos su veracidad, sin cuestionarnos que está hecha de decisiones completamente subjetivas. Ya sólo con el encuadre. ¿Qué dejas fuera?

Pero no sólo en la fotografía encontramos estos límites tan difusos entre realidad y representación, toda la historia del arte está basada en ellos: En la actualidad, una gran mayoría de obras de arte que vemos son reproducciones fotográficas ¿Eso quiere decir que las conocemos? Si piensas en la escultura clásica, por ejemplo, te imaginas una sala llena de estatuas blancas, pero en la antigüedad eran obras policromadas muy coloridas y adornadas, nada que ver. Nuestra base cultural ya parte de una copia descolorida.

Creo que nos tendremos que conformar con la cueva y las sombras …

5.- El Coltán es el mineral clave para la fabricación de los dispositivos eléctronicos de nuestra era digital y a este tema dedicas tu obra “Coltán” (2016). En la película española “El Cuaderno de Sara” (2018) se aprecian los conflictos que genera el control sobre su extracción y comercialización en aquellos países que lo poseen. ¿Qué tratas de sugerir con tu obra?

Sea el coltán, el petróleo, el litio… siempre habrá algo que expoliar. La sociedad actual ha sido construida con esas piedras, pero no hemos cambiado mucho con el tiempo. Se utiliza un lenguaje más elaborado, nada más.

Este sistema está basado en la diferencia; el bienestar de unos implica la desgracia para otros. El conflicto está ahí, cada día, aunque no interese pensarlo, analizarlo o mostrarlo. Es incómodo, está lejos.

Si algo bueno se puede sacar de un momento de pandemia tan difícil como éste que estamos viviendo es ser más conscientes de que todas nuestras decisiones afectan a otros a nivel mundial.

Creo que nos hemos acostumbrados a ser espectadores y no actores de los acontecimientos. Pero sí, todo lo que decidimos, compramos y hacemos tiene consecuencias brutales para otros.

Lo pongo sobre la mesa para que no se me olvide.

6.- En tu escultura “Orejatubodescape” reflejas el origen de los problemas. Uno no es juzgado por lo que escucha, sino por lo que exterioriza. ¿Crees que nuestras orejas están que echan humo?

Considero que todos necesitamos una oreja que escuche, necesitamos un recipiente donde vaciarnos, llámale dios, pareja, hermana o amiga. Necesitamos la escucha del otro, buscamos orejas que nos comprendan, un escape.

Pero lo importante no es lo que decimos, lo importante es la escucha, qué escucha el otro, cómo interpreta lo que le decimos. ¿Buscamos un espejo en la oreja del otro? ¿Buscamos nuestra propia forma de escuchar el mundo? Quizá sentirnos un poco menos solos, no lo sé…

7.- En las fotografías de la colección “Genéric@s” enfrentas el lenguaje de género con la propia morfología genital. ¿Crees que el lenguaje que empleamos se encuentra sexualizado y que tiene un impacto en lo que pensamos que somos?

Eso es, el lenguaje crea pensamiento, el pensamiento forma parte de la identidad y la cultura. El género es una construcción cultural más, no viene determinado por lo que tienes entre las piernas, sino entre las orejas… Me parecía divertido jugar con el lenguaje, la biología y el género, si les das la vuelta, te das cuenta de su ridiculez.

8.- En tu colección de fotografías “Errores de Cálculo” hablas de que en los años 50 la industria proclamó la liberación de la mujer con el nacimiento del electrodoméstico. Hoy la sociedad se ha dado cuenta de que la herramienta por excelencia es la conciliación de la vida personal y laboral. ¿Qué crítica de género haces con ellas?

A través de esta serie hago un homenaje a la publicidad de los años 50 desde la ironía. Creo que ese preciso momento puso de manifiesto nuestro papel en la vida familiar o lo que se esperaba de nosotras: millones de anuncios de mujeres cocinando, limpiando, escuchando a sus maridos, cuidando de sus hijos con una sonrisa y el pelo perfecto…la perfección no existe y al igual que las máquinas, estas mujeres perfectas se rompen.

En la actualidad, la publicidad y los medios, en su intento por ser un reflejo más fiel del pensamiento colectivo, empiezan poco a poco (aunque cayendo en muchos clichés) a mostrar otras identidades sexuales, otros tipos de familias y formas de entender, que hacen mucha falta, aunque aún queda mucho camino por recorrer…

9.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Son momentos muy duros para todos, por eso intento no pensar mucho y hacer, no parar de hacer, y aprovechar este tiempo con los recursos que tengo. Sobre todo, estoy tallando y estampando, tengo suerte de tener el estudio en casa. Me he centrado en acabar la serie Constructions, estampando copias y acabando de tallar la Construcción 7, sólo faltaría la 8 para terminarla.

Retomando también la fotografía, que aunque forma parte de toda mi obra, últimamente he estado más centrada en su aplicación en el grabado. Y  haciendo un poquito de diseño, que es a lo que me dedico normalmente; aunque por la situación está todo bastante parado, habrá que reinventarse según vayan pasando los acontecimientos.

10.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando?

Estoy abocetando ya las dos siguientes Xilografías grandes, que serán alegorías de Esfinges, aunque siguiendo con el tema de las mujeres africanas victorianas.

También estoy en fase de investigación para una próxima serie de xilografías sobre mujeres Japonesas. Tengo muchísimas ganas de meterme ahí de cabeza; siempre me ha fascinado el grabado japonés, como toda su cultura de contrastes, tan tradicional y contemporánea a la vez, el significado de los colores, el papel, los estampados de las telas, el significado detrás de cada elemento.

Es una cultura totalmente diferente que tendré que traducir y seguramente me salgan máquinas.

aliciacalbet.com 

@aliciacalbet

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Te deseo muchos éxitos en tu carrera como artista.

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter