ARTISTAS, ENTREVISTAS

Entrevista a Adriana Berges

Adriana Berges es una artista que reflexiona en su obra sobre los efectos de la hiperconectividad digital. En su entrevista para The Biombo hablamos sobre las esperas a nuevos horizontes, sobre la adicción a las nuevas tecnologías y sobre la contaminación del suelo y de los océanos.

1.- ¿Qué lugar ocupa el Arte en tu vida?

Un lugar prioritario. Igual de media puedo pintar unas cuatro horas al día, pero hay que sumar las horas de investigación y estudio, los encuentros con artistas, las visitas a exposiciones y museos. Una vez te dedicas a esto, creo que la vida se construye en torno a la profesión y eso es algo que valoro y disfruto mucho.

2.- En Memorias de tránsito (2015-2017), Del Lienzo a la escritura (2016) y En Cuestión de tiempo (2016) representas estaciones ferroviarias solitarias con degradados de color, dando protagonismo a la espera. ¿Piensas que la vida es un viaje en el que invertimos demasiado tiempo en diferentes estaciones esperando a que pase algo?

Exacto, pienso que la vida es un viaje. Cuando empecé a pintar las vías de tren es porque pasaba mucho tiempo en esas estaciones. Esos cuadros, tienen mucho que contar, son cuadros realizados con mucho amor, en realidad. Los hice cuando yo aún no tenía claro nada, no tenía galería, no conocía a muchos artistas, estaba descubriendo todo, conociéndome a mí misma y me encontraba en esa constante búsqueda de “qué me gustaría llegar a ser”.

Una estación de tren tiene esa poética sobre la espera, sobre el punto de partida y la incertidumbre del lugar de destino. Tiene esas perspectivas, ese punto de fuga, un camino a seguir y un horizonte al que llegar.

Son cuadros que me encantan, que a día de hoy me transmiten mucho, algunos los he seguido avanzando y estoy segura que alguno retomaré.

3.- En Screenshot (2018) realizas un estudio sobre el paisaje a través de la pantalla. ¿Qué papel desempeña el arte en la interfaz y qué influencia ejerce sobre nosotros la realidad comunicada en las pantallas que visionamos habitualmente?

Creo que el arte en la interfaz tiene el papel (o la misión) de ser incluso más atractivo que el analógico, y que compite con el entorno real. Tienen que ser imágenes que atraigan constantemente la atención del espectador, colores muy saturados o imágenes en movimiento.

Considero que la manera en la que influyen sobre nosotros es desconcertante, ya que esas imágenes nos están mostrando como real, algo que no lo es, algo que está retocado o que nos muestran solo una parte de la realidad.

4.- En Calma (2020) es un homenaje al aburrimiento y a la necesidad de encontrar espacios de calma dentro de una sociedad hiperestimulada, abordando a través del arte la problemática actual acerca de la hiperestimulación y la productividad. ¿Por qué crees que se banaliza e incluso se penaliza el descanso y se asocia el aburrimiento a una improductividad negativa?

Porque es algo que he sentido en mi día a día desde que soy pequeña. También es verdad que depende de la ubicación y del modelo de vida que tengamos cada uno. Mi experiencia en Madrid es así, un ritmo frenético que te absorbe y que nos contagiamos unos a otros como una competencia por la hiperactividad. A esta rutina hay que sumarle el aumento constante y máximo de estímulos digitales a los que estamos expuestos, que nos consumen tiempo y nos generan adicción.

5.- La hiperestimulación presenta el riesgo de convertirnos en seres impacientes, que no toleran la soledad o el aburrimiento y amenaza con debilitar incluso nuestra propia autoestima. ¿Piensas que son estos peligros los que han hecho que los gurús digitales de Silicon Valley eduquen a sus hijos sin tablets ni ordenadores?

Realmente, yo no sé la respuesta. En cuanto a lo que comentas sobre la impaciencia, la autoestima o el tolerar la soledad, son temas sobre los que he leído y también sentido en mi propia piel. Considero que habría que educar de una manera muy específica sobre la realidad que vemos a partir de Internet.

En esta cuarentena, estoy reflexionando mucho sobre eso, ya que al no poder realizar eventos, cursos o talleres presenciales, se está pensando en hacerlos online. Lo que significa pasar más tiempo conectados.

Cuando empezó el estado de alarma, sentí un nerviosismo generalizado que consistía en volcar gran cantidad de contenido a plataformas de internet. Como unas prisas aceleradas de ser los primeros en tener contenido digital para ofrecerlo al consumo de las personas. ¿Hay una pandemia y seguimos pensando en producir?

Por un lado, me parece maravilloso y por otro me asusta (y por seguir con la metáfora, me dan ganas de bajarme de este tren).

Respondiendo de alguna manera a tu pregunta, siento que este comportamiento puede ser peligroso, ya que es como poner el foco en el tejado de una sociedad y descuidar la base.

Siento que cuando la atención está puesta en la cantidad de followers, cuando pensamos demasiado en nuestra imagen digital o cuando vivimos pensando en las stories que vamos a subir a Instagram, siento que descuidamos lo elemental, y lo elemental no hay que olvidarlo, sino que se tiene que trabajar día a día.

6.- Ron Arad dijo que “El aburrimiento es la madre de la creatividad”, haciendo énfasis en que estar aburrido o no hacer nada no debería tener tantas connotaciones negativas, sino que es necesario para el desarrollo personal. ¿Crees que vivimos en una sociedad cada vez más globalizada con escuelas que matan la creatividad, como opina sir Ken Robinson?

Exacto, opino que el aburrimiento nos activa y fomenta la creatividad para hacer cosas. El problema es que, a día de hoy, apenas hay tiempo para aburrirse o para levantar la mirada. Muchos de nosotros, yo misma, somos tan adictos a los móviles, que recurro varias veces al día a mirar apps, sin saber el porqué. Esa obsesividad por ver lo nuevo que ofrece, el miedo por perderse algo, hace que levantar la mirada e ingeniar algo nuevo sea complejo.

Durante mis vacaciones soy de las que pone el modo avión durante días, e incluso ahora durante la cuarentena, apago el móvil durante horas para evitar caer en el vacío del feed por inercia.

7.- En el stand de Galería de Arte A Ciegas pude contemplar tu colección Plásticos en el mar (2020), realizada en colaboración con la ONG Greenpeace. ¿Qué supone para el medio ambiente no solo el vertido de este tipo de residuos al mar, sino también su producción masiva para envasar todo tipo de productos?

Este proyecto se lo agradezco en parte a mi galerista Silvana Retamal, que fue con quién pensamos el proyecto mano a mano. Me propuso llevar el paisaje a un terreno comprometido y le planteé esta composición con la problemática del plástico en el mar.

Aprendí mucho con este trabajo, ya no solo como artista, sino como persona.

Fue una manera de recapacitar sobre la cantidad de plástico que consumimos día a día de manera inconsciente y aun que no queramos, resulta casi imposible.

Es una obra que habla de la realidad de un paisaje, en contraposición a las idílicas playas que se encuentran en la exposición “En Calma”; para mí es muy importante hilar mis proyectos entre sí.

8.- ¿Qué actividades creativas estás realizando durante este tiempo de confinamiento al que estamos sometidos por la crisis sanitaria actual?

Durante el confinamiento creo que todos hemos pasado por etapas similares. Apenas estoy pintando, estoy aprovechando para estudiar e investigar, pensar nuevos proyectos, ver películas, que es algo que no hago en mi día a día y leer más.

9.- ¿Cuáles son las próximas obras en las que estás trabajando y dónde se verán expuestas?

No sabría decirte; la cuarentena me pilló justo después de presentar mi exposición individual y de participar en la feria Justmad20.

Afortunadamente se pudo ver el trabajo. Mis planes de marzo consistían en viajar y en mayo tenía que preparar un proyecto que iba a presentarse en junio. Actualmente se ha cancelado todo lo que había a corto plazo; no queda otra que asumirlo, y en mi caso lo que estoy haciendo es redactar y pensar proyectos que seguro algún día, de alguna manera, saldrán a la luz.

Muchas gracias por concederme esta entrevista para The Biombo. Te deseo muchos éxitos en tu carrera como artista.

www.adrianaberges.com

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter