OBRAS DE ARTE

El Arte, un Patrimonio Histórico ausente en los programas electorales de los partidos políticos contemporáneos en España

ARTE

El Arte no aparece en los programas electorales de los partidos políticos en España, a pesar de que existe un departamento administrativo en cada nivel territorial de gobierno dedicado a la Cultura.

El Arte español refleja la capacidad creativa contemporánea de los españoles y su contribución cultural a la civilización universal.

Tal y como se establece en el artículo 46 de la Constitución española, compete a los poderes públicos la conservación y enriquecimiento del Patrimonio Cultural, facilitando a los ciudadanos el acceso a los bienes muebles e inmuebles que lo componen.

“Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio” – Artículo 46 de la Constitución española.

En la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español quedan comprendidos todos aquellos bienes de valor histórico y artístico que conforman la aportación de España a la cultura universal, adquiriendo especial protagonismo entre todos ellos los bienes declarados de interés cultural.

La política desplegada en el ámbito artístico pretende estimular la capacidad creativa de los artistas españoles por medio de la educación, la tecnología y la intervención pública en la economía, con el convencimiento de que el Patrimonio Histórico se acrecienta y se defiende mejor cuanto más lo estiman las personas que conviven con él.

El Patrimonio Histórico Español es una riqueza colectiva y un signo de identidad cultural, que se revaloriza cuando la comunidad de ciudadanos aumenta su interés en el acceso a la cultura, contemplando y disfrutando de obras que son herencia de la capacidad colectiva de un pueblo.

Teniendo en cuenta este hecho, cuesta conocer el lugar que ocupa en España el fomento de la cultura, y dentro de ella, del arte, ante la mirada atónita y perpleja de no encontrar la palabra “arte” en ninguno de los programas electorales de los partidos políticos llamados a dirigir las administraciones públicas.

Este hecho reviste una importancia notable, ya que son las Administraciones Públicas las gestoras de la política cultural en España y las propietarias de los Museos que exhiben de manera permanente colecciones de valor histórico y artístico. La acción de los gobiernos tiene un gran impacto en la sensibilización de los ciudadanos en torno a la producción y al consumo de arte y en torno al programa expositivo y comercialización de obras de arte por parte de galerías en el sector privado.

En la actualidad, el Arte solo consigue despertar el interés de menos de la mitad de la población en España. En concreto, del 46,7% de los españoles, según el INE, lo cual supone dejar fuera de este Patrimonio Cultural a alrededor de 24 millones de personas en España, que viven sin la necesidad de disfrutar y de contemplar obras de arte.

Por lo tanto, cabe preguntarse si la estima de los españoles por el mundo del arte llegará a ser algún día tan grande que sitúe en el centro de la política española el Arte como Patrimonio Colectivo de un pueblo que lo ama cada vez más, porque lo necesita para mejorar su calidad de vida y el bienestar social.

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter