ARTISTAS, INTERIORISMO

Arte e Interiorismo Confinados

¿Qué actividades creativas realizaron durante el confinamiento los artistas e interioristas entrevistados en The Biombo?

La pandemia del COVID-19 ha revolucionado nuestras vidas por completo. Del 14 de marzo al 21 de junio 2020 todos los españoles estuvimos confinados en nuestras casas en un estado de alarma decretado por el Gobierno del Estado para proteger la salud pública. Un tiempo de aislamiento social que fue aprovechado por los artistas e interioristas en España para dar un impulso a sus creaciones, a la espera de poder recuperar la posibilidad de exponerlas al público.

El resultado ha sido el fortalecimiento de los lazos entre una comunidad de arte en España sensibilizada con la transición ecológica y la transformación digital en nuestro país y la creación de una colección singular de obras de arte que se van desconfinando.

INÉS VALLS FORTUNY

Los artistas solemos vivir “confinados”; debo reconocer que paso muchas horas sola en mi trabajo, acompañada por mis pinceles, lienzos y colores en el estudio, así que por ese lado no hubo mucha diferencia de mi día a día anterior a esta crisis sanitaria mundial. Era más un tema de conciliación familiar y de readaptarnos todos a esta nueva situación. En casa somos todos creativos y nos gusta la cocina, así que estuvimos cocinando como si no hubiera un mañana, inventando recetas, dibujando, bailando, pero también sobreviviendo momentos tensos que todos tenemos a diario. Se trataba de encontrar espacios para uno mismo.

Sinceramente, las primeras semanas me costó mucho retomar la pintura. No encontraba esos momentos íntimos que necesito para pintar. No encontraba esa calma ni las ganas. Para colmo, cuando mi padre falleció repentinamente por COVID, todo se vino abajo. Toqué fondo. Pero precisamente porqué ya no podía ir más abajo, un día retomé la pintura y bailé, reconectando nuevamente con el mundo, siendo positiva y mirando hacia adelante. En las últimas semanas estuve pintando la obra pictórica más alegre de mi trayectoria, cielos rosados eternos y arcoirís infinitos, especialmente dedicados a las personas que ahora nos observan desde allí arriba, y a sus familiares, que lidian con estos tiempos tan duros por perder a un ser muy querido, sin poder acompañarle. Una vez más, la pintura me ayudó con creces a superar los malos momentos, sobre todo, a evadirlos.

En cuanto al mundo que pintaría ahora mismo, sería un mundo utópico que todos anhelamos. Hace un par de años pinté un cuadro llamado Utopía, la vie en rose, una obra que es un mundo texturado sobre una base en tonos rosas, con oro (recursos) y blanco (paz) repartido por igual. Una utopía en toda regla, pero mi visión del mundo, el que deseo para generaciones presentes y futuras.

ELENA SCHWEITZER

El mensaje que transmití en The Biombo durante el confinamiento fue: ¡Planifica tu día, trabaja en ti mismo, relee tu libro favorito, haz un curso online  y pasa más tiempo con tus hijos! Pasa este tiempo sabiamente, y por supuesto, mira positivamente al futuro, porque todo estará bien de nuevo!

Sé que esta vez es una verdadera prueba para mucha gente. Algunos han perdido parientes o amigos, otros han perdido sus trabajos y el dinero que ganaban con ellos. Muchos están preocupados por su futuro y no pueden hacer frente a las nuevas restricciones. Echamos de menos las cosas más simples, como un paseo tranquilo o una visita a un café con amigos. Nos encontramos en una época que nos resulta incomprensible. Nunca antes habíamos tenido una experiencia así. Creo que tenemos que entender y aceptar esta situación. No tiene sentido molestarse por ello y deberíamos tratar de usar este tiempo, que pasamos en casa, de una manera significativa.

Para mí este tiempo fue un tiempo de transformación y de ascenso a una nueva etapa. Fue el momento de establecer nuevas prioridades. ¡Traté de leer más, crear más y pasar mucho tiempo con mi familia!

MÓNICA GARRIDO

Siempre quise hacer una reforma integral en mi casa, pero nunca veía el momento, así que aprovechando que pasamos todo el tiempo en casa, me puse a diseñar y a la vez compartir y discutir las propuestas con mi marido y mi hija Alejandra.

MASQUESPACIO

Por una parte, en cuanto al espacio de Roca Tile en Casa Decor, seguimos promocionándolo a través de las redes sociales y publicaciones de prensa que obtuvo el proyecto, para mantenerlo activo mientras durase el confinamiento y con la esperanza que volviera a abrir después de ello.

En cuanto a nuestra ocupación personal, estuvimos sobre todo reflexionando en cómo prepararnos para el futuro y el cambio que significará para la sociedad y nuestra profesión en especial. Por otra parte, aprovechamos este momento al máximo para desarrollar mucho más que nunca nuestro proyecto personal Mas Creations, cuyo objetivo es buscar ese lado mucho más artístico. Pensamos en ese sentido que había que aprovechar el momento actual y el tiempo libre que teníamos todos para reinventarnos

RAÚL MARTINS

Aunque seguí muy ocupado trabajando telemáticamente, tuve mucho más tiempo para tocar el piano y para pintar, que son dos actividades que me gustan mucho y a las que no puedo dedicar mucho tiempo normalmente. Y con respecto a Casa Decor, me encantó que siguiera viva en las redes y esperé con mucha ilusión su reapertura al público.

MONIKA BUCH

Acabábamos de instalarnos en un apartamento en la playa de Alboraya, muy cerca de la ciudad. Tenía poco material y tenía que trabajar con lo que había; hice bastantes collages con cartulina de colores y seguí desarrollando una idea de una figura imposible – nunca me faltan ideas ni ganas de trabajar.

Soy una persona feliz. Mi marido trabaja mucho en el ordenador, acababa de terminar una película sobre la Bauhaus y el arte concreto. Fuimos felices de poder estar aquí en este apartamento con espacio para trabajar y bellas vistas desde el quinto piso. Lo único que me dio pena fue estar tan cerca del mar y no poder darme un paseo por la playa ni bañarme en el mar.

ELI GUTIÉRREZ

Estamos en un momento de lentitud y observación. Intentaba leer y dibujar mucho. Intentar pensar con las manos. Retomar tareas o proyectos que había dejado aparcados por falta de tiempo e intentar repensarlos y revalorarlos desde una nueva perspectiva.

Me pareció una iniciativa muy bonita la de Casa Decor, donde a través de plataformas online nos brindaban la posibilidad de seguir disfrutando de sus espacios, así como varias publicaciones como por ejemplo AD Spain, Diseño Interior, Elle Decor, entre otras, donde compartían su contenido de forma online.

De todas formas, creo que esta situación me ha ayudado a dosificarme de alguna manera e intentar tener más tiempo para reflexionar y buscar nuevas fórmulas de trabajo. 

CAROL MORENO

Seguí pintando cuadros y murales sobre lienzo. Son pedidos que tenía antes de estos acontecimientos. También estuve haciendo unos vídeos en directo a través de Instagram para aprender a dibujar.

MISTERPIRO

No me gusta mucho mezclar mi casa con mi estudio; necesito mucho espacio para trabajar y no me podría relajar. Estuve aprovechando para escribir y desarrollar proyectos y conceptos, actualizar web y dossiers…trabajo de ordenador.

También estuve dibujando mucho; normalmente no suelo hacer bocetos ni dibujos previos.

DIEGO BENÉITEZ

Vivimos una situación atípica, pero creo que es buen momento para pensar, y preguntarnos lo que somos y lo que queremos. Aproveche para empezar una serie de trabajos sobre papel en los que estoy volcado al cien por cien, experimentando soportes y posibilidades en cuanto a la incorporación de nuevas técnicas.

EDGAR PLANS

Parece mentira, pero a medida que pasaban los días se me hacía más cortos confinado en casa. Eso se debe a que me creé cierta rutina. Y eso que madrugo… a las siete ya me levanto con mi hija de dos años a desayunar. La mañana me la pasaba jugando, pintando, leyendo, haciendo plástica, viendo dibujos y haciendo ejercicio con mi hija. Agota. Por la tarde intentaba dibujar, escuchar música, leer… pero es la noche tras cenar cuando me siento a dibujar. 

ANNITA KLIMT

Como actividades creativas, el “proyecto hogar”. A parte de esto, me dio tiempo a renovar mi página personal, la del blog y la de Mujeres que cortan y pegan, así que fue un encierro muy productivo.

RUBÉN TORRAS

La verdad es que no me sobraba el tiempo. Aprovechaba para editar nuevas imágenes digitales, realizar bocetos para futuras pinturas, releer algunos libros y, entre videollamadas, ver algunas películas que tenía pendiente. A veces me apetecía salir a la calle con la herramienta de Google Street View, ¡totalmente recomendable!

MIGUEL VALLINAS

Me costó mucho centrarme y aprovechar el tiempo. Admiraba a los que estaban leyendo, viendo películas y escuchando música. Yo no podía concentrarme. Todo me distraía y no podía.

Intenté mantener una rutina y trabajar entre semana para diferenciarlo del fin de semana. Es entonces cuando dedico más tiempo al ocio. Al que se puede hacer sin salir de casa. Trabajo habitualmente en casa, no debería ser muy diferente. Pero me costó mucho. La actividad se había parado del todo. No había exposiciones, ni ferias, ni pedidos, ni correos, ni envíos…Ahora tenía ese tiempo que añoraba para hacer cosas nuevas, pero así costaba.

Ideé mi próxima colección con las manos como protagonistas. Las manos que son importantes. Aquellas que antes igual no veíamos. Menos gente Importante y más personas útiles.

JAIME SICILIA

Manuel Vilas dijo durante el confinamiento en la radio que “cuando la realidad está rota, es muy difícil escribir”. 

No fue nada fácil pintar en este contexto, pero a pesar de las circunstancias, estuve trabajando y aprendiendo sobre el propio proceso, sometido a la presión de esta enorme crisis. Y creo que se nota en los cuadros realizados durante este período.

NANO A. LÁZARO

Soy padre, así que mantener a mis hijas ocupadas, animadas y felices sin salir de casa, creo que es lo más creativo a lo que me he enfrentado, poco tiempo tenía para más.

EVANGELINA ESPARZA

Estuve leyendo libros que tenía pendientes, mirando películas que me gustan -ese cine que merece degustarse más de una vez-, también, empecé a hacer yoga y cociné un poco más, aunque no me gusta mucho. Jugar con mis gatas, que son un par de trastos. Pintando en el estudio y a ratos aprendiendo a estar sin hacer.

ALICIA CALBET

Fueron momentos muy duros para todos, por eso intenté no pensar mucho y hacer, no parar de hacer, y aprovechar este tiempo con los recursos que tenía. Sobre todo, tallando y estampando -tengo suerte de tener el estudio en casa. Me centré en acabar la serie Constructions, estampando copias y acabando de tallar la Construcción 7 -sólo faltaría la 8 para terminarla.

Retomando también la fotografía, que aunque forma parte de toda mi obra, últimamente he estado más centrada en su aplicación en el grabado. Y haciendo un poquito de diseño, que es a lo que me dedico normalmente; aunque por la situación está todo bastante parado, habrá que reinventarse según vayan pasando los acontecimientos.

ROSALÍA BANET

Por fortuna, tengo mi estudio en casa, así que seguí trabajando casi con normalidad, aunque con una mayor tranquilidad, pues habitualmente en la cotidianeidad hay muchas interferencias de diversa índole que se quedaron al margen, lo que me permitía estar plenamente focalizada en mi trabajo. Así que aproveché al máximo este aislamiento, que por otra parte no me resulta tan extraño, pues la vida en el estudio tiene siempre algo de reclusión y soledad.

La preocupación está en lo que vendrá cuando salgamos de esta situación, en cómo vamos a reconstruirnos, a reinventarnos y a sacar lo mejor de esta crisis. Pero durante el confinamiento intenté estar en el ahora, con serenidad y optimismo.

FRANCISCO SILVÁN

No paré, estuve proyectando una vivienda, bastante grande, por lo que tuve tiempo para hacerla sin prisas.

Me puse al día con muchos catálogos de firmas de mobiliario y materiales, que de forma normal, no tengo tanto tiempo de descubrir todas cada una de sus piezas y las he organizado para tenerlas a mano más rápidamente.

También dediqué tiempo a hacer reír un poco cada día a mis familiares y amigos para que se les pasara cuanto antes el día y no estuviera pensando todo el tiempo en lo mismo. Esto también es todo un arte.

NURIA ALIÁ

Soy una persona que no puede verse quieta a nivel creativo. Incluso en mis vacaciones, mi mente no para. Siempre estoy buscando inspiración y creando bocetos para nuevas piezas; eso hace que cuando sale un proyecto, todo sea más fácil, ya que suelo incluir alguna de las piezas que he ido diseñando en mis momentos de “relax”, porque crear, me relaja.

Eso hace que amplíe mis colecciones de mobiliario; en mi web se pueden ver algunas de esas piezas que diseño y como ahora tengo más tiempo, le dedico el mimo y el cariño que se necesita para crear piezas exclusivas más acordes con mi estilo personal. Este tiempo me sirvió para ampliar también mi colección de cuadros escultóricos y darle un giro a los elementos con los que suelo trabajar.

También en estos días con los niños en casa, estuve haciendo manualidades con ellos, aproveché para proponerles talleres creativos con los que la que disfruto casi más que ellos.

DEVESAGENJO INTERIORISMO

Principalmente, nos pusimos al día, teníamos varios proyectos en diferentes fases, dándole preferencia a todo lo que era urgente debido a la situación sanitaria y las consecuentes limitaciones; había que revisar todos los proyectos de nuevo para una correcta organización y gestión acorde a la nueva realidad, tanto de proveedores, como oficios y priorizar lo máximo posible. Adicionalmente, adelantamos todo lo posible a nivel presupuestario y de realización de planos, para tenerlo todo preparado y poder arrancar antes cuando todo pasara.

En cuanto a Casa Decor, fue difícil de asimilar, era un esfuerzo a muchos niveles muy grande, así que nos quedamos en shock. Pero vivimos algo excepcional para todos, había que reponerse rápido y adaptarse; somos afortunados de vivir esta crisis en una era tecnológica que nos permite estar conectados y realizar una gran parte de nuestro trabajo, como en este caso, toda la difusión online, ya que creemos que esta etapa sirve principalmente para generar contenido y consumirlo.

CRISTINA AMIGO

Seguí desarrollando Proyectos y permanecí muy activa en las RRSS y con mi posicionamiento SEO.

Estuve meditando mucho sobre lo que debía cambiar en mi Vida, analizando mis prioridades, reafirmándome en mis Principios y Valores.

Volviendo a reafirmar lo que para mí ya era lo único importante: AMAR Y SER AMADA en todos sus ámbitos.

RICHARD LE MANZ

El periodo de confinamiento fue un buen momento para la reflexión y el pensamiento. La creación está basada precisamente en estos pilares, así que no hay excusa del tiempo para esa creatividad.

En mi práctica creativa cualquier elemento, cualquier objeto de mi entorno se convierte en un potencial mensajero.

AMÉLIE DUCOMMUN

Escribía mucho en mi serie, es importante para mí también las palabras…y también me gustaba hacer instalaciones. Tengo capuchinas en mi casa, que empiezan a crecer porque es primavera y empecé a hacer como esculturas pintadas de las instalaciones de capuchinas que caían.

Obviamente, pintaba y dibujaba con mis hijos.

CARLA CAÑELLAS

Continúe con proyectos que tenía abiertos, como el de la ley mordaza, con el que he comenzado a colaborar con la plataforma de Cibersomosaguas, grupo de investigación teórica y aplicada sobre los procesos de estructuración y movilidad social en torno a los espacios y mediaciones tecnológicas de la Universidad Complutense; y, por otro lado, continué con un proyecto de investigación que comencé en Japón, el pasado año, con la beca de residencia en AIRY Yamanashi, acerca de los Yata no Kagami, unos espejos tradicionales. 

MARINA VARGAS

Especialmente estuve leyendo y escribiendo. Sobre todo, escribiendo

También escuchaba música y veía mucho cine.

Pero encuentro especial placer en la lectura.

Hacía tiempo que no leía sin objetivo o búsqueda y empecé a leer por el placer de leer, es como si estuviera más abierta y las cosas vinieran a mí en lugar de tratar de buscarlas…

MARIFÉ NÚÑEZ

Es difícil ser libre de los miedos, que también paralizan. Nos gusta conocer el camino y hasta ahora, con más o menos suerte, hemos podido preverlo; sin embargo esta incertidumbre nos lleva a un estado inusual donde hay dos opciones: sucumbir o luchar. Yo opté por la segunda y muchas veces desde esta actitud es más fácil crear.

FABIÁN ÑÍGUEZ

Bueno, estuve centrado en el desarrollo de proyectos que quedaron parados con el estado de alarma. Cerrando flecos pendientes sobre aquellos en los que estaba en fase de obra, para que cuando nos permitieran retomarlo, todo fuera más rodado e intentáramos acortar plazos de ejecución en la medida de lo posible. También estuve aprovechando para crear, instruirme, leer, cocinar y apreciar lo valioso de disponer de tiempo; que cuando estamos en el día a día no somos conscientes de lo rápido que vamos y lo poco que valoramos las cosas simples y sencillas.

En cuanto a la exposición virtual de «L´Entrée», como el resto de los espacios de Casa Decor, creo que lo estuve viviendo de manera muy positiva, ya que todos estamos sumando esfuerzos para crear diferentes contenidos e ideas creativas que mantengan viva la casa en estos días de confinamiento, empezando por la propia organización, que estuvo realizando una labor titánica en redes sociales y medios. Hay que tener en cuenta, que la organización, todos mis compañeros y participantes, las marcas, los diferentes proveedores pusimos muchísima energía y esfuerzo en poner en marcha esta casa. Había demasiada ilusión por este proyecto y había que mantenerlo activo y vivo de forma virtual y deseando se pudiera de nuevo reabrir para volver a disfrutarla.

KOKO CHE JOTA

La verdad es que intenté ser creativa no solo a nivel artístico, sino también en el desarrollo de mi día, buscando actividades distintas para que cada jornada se diferenciara de la otra y así no caer en la dinámica de engancharme a nada. Me dio mucha estabilidad el hacer deporte y variar los ejercicios de cada día. 

Está claro que también tuve mis momentos difíciles, en los que me daba miedo la situación y la incertidumbre de cómo se podía desenlazar esto. Es un momento muy crítico para el mundo de la cultura. Creo que los creativos tenemos ahora una oportunidad para crear y, cuando esto termine, darle un buen achuchón al movimiento creativo que, como consecuencia, provocará eventos en las ciudades. Yo, por mi parte, estuve aprovechando todo el tiempo posible para crear, y es curioso, porque lo estuve haciendo con más tranquilidad, tomándome más tiempo tanto en el planteamiento como en el desarrollo de la obra. 

JOSE LARA INTERIORISMO

¡Moví la casa completa 3 veces! (entre risas). Mover elementos y probar composiciones diferentes fue un importante pasatiempo. Aunque debo decir que tampoco hubo demasiado extra, porque estuvimos trabajando en varios proyectos que nos mantenían ocupados casi como normalmente. Pero es cierto que estuve realizando actividades de aprendizaje sobre todo en el mundo de la fotografía y la comunicación audiovisual que me apasionan.

Desde la segunda semana de confinamiento también empecé a pensar de qué forma, como interiorista, podía ayudar al resto de personas. Y es que los interioristas tenemos soluciones de diseño muy importantes para adaptar hogares y negocios a esta nueva situación.

También estuve trabajando en la creación de nuevos servicios para que todo aquel que desee contratar nuestros servicios tenga una alternativa adaptada a su situación.

En cuanto a Casa Decor, en un principio, viví la situación con mucha tristeza. Son meses de trabajo duro de todo el equipo de Casa Decor, de todos los interioristas y sus equipos de trabajo, para presentar un proyecto que hable de cada uno de ellos y tener la oportunidad de explicarlo a todos los visitantes. Y después de una semana, no quedó más remedio que cerrar por la necesidad sanitaria.

Pero después de ver el esfuerzo que estaba llevando a cabo el equipo de Casa decor, realizando un tour virtual impresionante, entrevistas a los interioristas para explicar los espacios de forma virtual... estuve muy satisfecho con la posibilidad que cualquier usuario tendrá de visitar la exposición aunque sea de este modo.

También muy contento por todos los comentarios que me llegaban a través de correo y de mis RRSS de seguidores que me preguntaban, felicitaban y saludaban, y por supuesto, de la repercusión mediática que tuvo el espacio con la aparición en prensa especializada y medios generalistas.

NATHA PIÑA

Hice casi lo mismo que antes de la crisis. Al principio estaba en modo stand by; es difícil concentrarse con tan malas noticias. Poco a poco fui recuperando la rutina… leía, escuchaba música y retomé piezas que están inacabadas. Logré terminar un cuadro de grandes dimensiones que me habían encargado hace unos meses.

RAQUEL MORA

Estuve modelando, dibujando y leyendo. Al principio me costó asimilar el parón y no conseguía concentrarme en nada, pero a medida que pasaron las semanas, retomé mis lecturas y mi trabajo en el estudio con normalidad y con más tiempo que antes. Me adapto fácilmente a las situaciones nuevas, me estimulan, de hecho.

ÁNGEL CAÑAS

En este tiempo de encierro tuve la suerte de contar con bastante material almacenado en el estudio, y pude trabajar en una escultura titulada “La  dama del confinamiento». Se trata de un busto femenino, que se va retirando la ropa hacia atrás, mostrando su cuerpo.

Ese gesto de sacar su cuerpo fuera es un anhelo de la necesidad que teníamos de salir fuera de este confinamiento que vivimos recientemente.

IRENE BUARQUE

Confinada en mi taller en Atalaia de Cima, Sintra no tuve la concentración necesaria para trabajar. El dolor de la pérdida de mi hermano en São Paulo, después de una dura lucha contra el Covid -19, ocupó todo mi pensamiento en este tiempo donde el aislamiento lo vuelvió todo todavía más difícil.  

ADRIANA BERGES

Durante el confinamiento creo que todos pasamos por etapas similares. Apenas pinté, y aproveché para estudiar e investigar, pensar nuevos proyectos, ver películas, que es algo que no hago en mi día a día y leer más.

JORGE REGUEIRA

Tengo montado el estudio en casa, un poco apretado y justo de espacio, pero más que suficiente para seguir pintando y explorando. Procuré dedicarle un tiempo todos los días, aunque quizá debería decir todas las noches, que es cuando más inspirado me siento. Estuve pintando mucho sobre tabla y papel, a veces combinando ambos soportes en una misma obra.

CHO YEA JAE

Me centré en mis libros para no enloquecer con las noticias falsas que circulaban en las redes. Pinté todo el tiempo para desafiarme a mí misma, obligándome a usar nuevas técnicas de pintura y practicar otro tipo de pintura como la tradicional coreana. Escribí en mi diario y eso me ayudó a conocerme mejor a mí misma en esta nueva realidad.

Hablo mucho más con mi pareja desde el confinamiento. Todavía me sorprende lo mucho que no sabemos el uno del otro a pesar de estar juntos desde hace tanto tiempo. Dividimos bien las tareas de la casa para evitar conflictos innecesarios e inútiles durante este encierro.

ELNO

Desafortunadamente, parte de mi trabajo fue cancelado, especialmente los talleres de arte con los niños. Por este motivo, me encontré en un momento de reinvención, de aprendizaje de nuevas técnicas y de difusión de un mensaje positivo que transmitiera buenas vibraciones. 

Estuve trabajando en el formato vídeo, ofreciendo algunas de mis técnicas de pintura en téxtil en mi canal de youtube e Instagram; de esa manera me mantenía activa y podía seguir compartiendo con el público algunas de mis cualidades y ofreciendo mis talleres.

Considero que durante este tiempo fue muy importante mantenerse creativo y sumergirse en el arte es una herramienta que ayuda a la concentración y meditación, muy beneficiosa para uno mismo. 

HORACIO QUIROZ

Durante el confinamiento estuve haciendo ejercicio, cocinando, trabajo de escritorio, actualizando mi web, revisando convocatorias y dibujando formatos pequeños desde casa, ya que me era imposible ir a trabajar al estudio.

Posts relacionados

Añadir comentario

Newsletter